Mascarillas obligatorias desde 6 años y clases presenciales hasta 2º de la ESO: el acuerdo para la vuelta al cole

Reunion educacion CCAA

Elena Garcia Fermosel

El Gobierno ha acordado este jueves con las comunidades autónomas un protocolo de medidas sanitarias y de seguridad para aplicarlo en el inicio del curso escolar, en el que se fija la obligatoriedad de las mascarillas a partir de los seis años, aunque haya suficiente distancia de seguridad, y se apuesta por las clases presenciales al menos hasta segundo de la ESO:

La ministra de Educación y FP, @CelaaIsabel, el ministro de @sanidadgob, @SalvadorIlla, y la ministra de @territorialgob, @CarolinaDarias, han presentado las actuaciones coordinadas en Salud Pública acordadas con las CCAA para los centros educativos. https://t.co/E32bNwdb6Q

Según han informado a EFE fuentes conocedoras del desarrollo de la reunión que han mantenido los ministros de Educación, Sanidad y Política Territorial con los consejeros autonómicos, el documento se ha aprobado con el acuerdo de todas las comunidades excepto el País Vasco, que se ha abstenido.

Se trata de un documento con 29 medidas y cinco recomendaciones y que ha sido apoyado de forma "unánime", ha asegurado el ministro de Sanidad, con excepción del País Vasco.

El Gobierno considera que el cierre de centros educativos debe ser el "último recurso" en caso de brotes en las instalaciones y propone a las CC.AA que sean los servicios de salud pública los que valoren, en última instancia, el cierre de colegios en caso de transmisión comunitaria no controlada del coronavirus.

Los ministros de Educación y Sanidad, Isabel Celaá y Salvador Illa, respectivamente, se han reunido con las comunidades autónomas en una conferencia sectorial mixta para abordar las reglas y protocolos y medidas sanitarias para la vuelta al cole y garantizar el inicio del curso escolar 2020-21, para el que la comunidad educativa exige máximas garantías anticoronavirus.

"Los servicios de salud pública de las comunidades autónomas realizarán una evaluación de riesgo para considerar la necesidad de escalar las medidas, valorando en última instancia, el cierre temporal del centro educativo", señala la 'Guía de actuación ante la aparición de casos de COVID-19 en centros educativos' preparada por el Ministerio de Sanidad.

Tres escenarios ante brotes en colegios

Se considera brote cualquier agrupación de dos o más casos con infección activa y, según señala Sanidad, los casos que aparezcan pueden ser muy variables. Se consideran tres escenarios posibles. El último es el mencionado de transmisión no controlada.

El primer escenario, es el de brotes controlados o esporádicos (cadenas de transmisión están bien definidas). Esta situación se puede dar en un único grupo o, simultáneamente, en varios grupos deconvivencia estable que sean independientes. En esta situación, propone que se indicarán actuaciones de control específicas para cada uno de ellos mediante la implementación de las medidas de control habituales: aislamiento de los casos e identificación y cuarentena de los contactos de cada grupo o clase independiente.

El segundo escenario es el de brotes complejos o transmisión comunitaria esporádica. Esta situación responde a la detección de casos en varios grupos o clases con un cierto grado de transmisión entre distintos grupos independientemente de la forma de introducción delv irus en el centro escolar. En este caso, se estudiarán la relación existente entre los casos y se valorará la adopción de medidas adicionales como la ampliación del grupo/s que debe guardarcuarentena, cierre de clases o líneas.

Sanidad considera que los centros educativos deben contar con una figura de responsable en el manejo de COVID-19, entre cuyas funciones estará la comunicación y coordinación con los servicios sanitarios ylos servicios de salud pública de su comunidad autónoma. Además, plantea que exista un canal de comunicación entre el centro educativo, el centro de salud de referencia y el servicio de prevención del personal docente. Además, se informará de las actuaciones a la comunidad educativa.

Respecto al manejo de los casos en las escuelas, el texto indica que no deben acudir al centro educativo aquellas personas que tengan síntomas compatibles con COVID-19, con diagnóstico positivo o en periodo de cuarentena por ser contacto estrecho, ya sean alumnos, docentes u otro personal.

Si se desarrolla síntomas en el centro, se deberá seguir el protocolo de actuación del centro previamente elaborado para ello y basado en colocarle una mascarilla quirúrgica, llevarle a un espacio separado, y contactar con la persona responsable del manejo del COVID-19 en el centro educativo y con los familiares. La persona que acompañe al caso sospechoso deberá llevar el equipo de protección individual adecuado (EPI). El espacio en el que los casos sospechosos esperen, será preferiblemente una sala para uso individual, elegida previamente, que cuente con una ventilación adecuada y con una papelera de pedal con bolsa.

En caso de que la persona afectada sea menor de edad, se contactará con la familia o tutores legales para que acudan al centro para su recogida, que deberán contactar tan pronto como sea posible con su centro de salud de atención primaria de referencia o llamar al teléfono de referencia de su comunidad autónoma.

En caso de que la persona afectada sea trabajadora del centro, se pondrá en contacto con su Servicio de Prevención de Riesgos Laborales, el centro de salud o con el teléfono de referencia de la comunidad autónoma, y se seguirán sus instrucciones. En caso de presentar síntomas de gravedad o dificultad respiratoria se llamará al 112 o al 061.

En cuanto a los contactos, Sanidad no recomienda ninguna acción hasta la obtención del resultado diagnóstico, así como mantener la actividad docente de forma normal. Si el caso se confirma, se realizará el estudio de contactos en el medio educativo y fuera de éste mediante la identificación, clasificación y seguimiento de los contactos según esté establecido en cada comunidad autónoma.

A la hora de definir quiénes son los contactos estrechos se tendrá en cuenta y se valorará si se han seguido de forma efectiva las medidas de prevención e higiene adoptadas en el centro educativo. Además, se se considerarán contactos estrechos a todas las personas pertenecientes al grupo de la persona afectada. Si no pertenece a un grupo de convivencia estable, se realizará la identificación de los contactos estrechos en el centro educativo siguiendo los criterios de la Estrategia de detección precoz, vigilancia y control.

La valoración de la exposición del personal que trabaja en el centro se realizará en función de la evaluación específica del riesgo de cada caso, valorando el correcto seguimiento de las medidas de prevención y la utilización de elementos de protección (mantenimiento de ladistancia física y uso de mascarillas).

Cada comunidad autónoma prepara su vuelta al cole con protocolos

Aunque en junio Educación publicó unas medidas de prevención en los colegios y cada comunidad ha ido desgranando en los últimos días sus protocolos contra el coronavirus en las aulas, aún hay dudas respecto a qué edad se debe obligar a llevar la mascarilla puesta en los colegios, si la temperatura se tomará a los alumnos al llegar a clase, en el aula o lo tendrán que hacer los padres en casa.

La contratación de más profesores para bajar el número de alumnos por aula (se recomienda un máximo de 15 a 20 niños por docente) o las medidas para ayudar a los padres que se tengan que quedar en casa para cuidar a sus hijos si están contagiados o en cuarentena son otros temas aún sin cerrar.

AGENCIAS

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?