OPERACIÓN GUARDIA CIVIL

El negocio del robo de algarrobas

Este producto se ha encarecido por la alta demanda por su multitud de aplicaciones. La Guardia Civil ha intervenido 114 toneladas de algarrobas robadas

Susana Palomo Gómez

Solo en cuatro operaciones la Guardia Civil ha intervenido 114 toneladas de algarrobas robadas. 

Este producto se ha convertido en un goloso negocio porque su precio cotiza al alza. En poco tiempo ha pasado de pagarse a 0,30 céntimos el kilo a entre 1,5 y 2,40 euros, según rendimiento del grano.

Uno de los investigados se embolsó en solo mes y medio casi 54.000 euros con algarrobas robadas, como ha explicado a EFE un guardia civil miembro del equipo ROCA (contra robos en el campo) en Llíria.

Como otras unidades similares, estos equipos intentan poner cerco a este delito con una mayor vigilancia no solo en los campos donde se planta el algarrobo, sino también en los almacenes. 

La subida del precio de este producto, cada vez más apreciado por sus propiedades beneficiosas para la salud -ayuda a rebajar los niveles de glucosa en sangre y a regular el sistema cardiovascular-, ha hecho que crezca el "interés" por él y, como consecuencia, el número de personas dedicadas al robo de algarrobas. 

La goma de algarroba, también llamada garrofín, se está utilizando ahora como espesante en mayonesas o helados, un uso que se ha sumado a los ya tradicionales, como en cosméticos.

Y como el árbol no precisa mucho de productos fitosanitarios, su fruto es muy apreciado para la elaboración de productos ecológicos.

Intervenidas 114 toneladas

Además de en Valencia, los equipos ROCA han llevado a cabo otras actuaciones en las últimas semanas en otras provincias.

Dos detenidos y cinco investigados es el balance de la operación "Garronfin22" desarrollada en la provincia de Cádiz, donde se han intervenido 44 toneladas de algarrobas robadas en campos, almacenes y fincas privadas de Puerto Serrano, Prado del Rey, Algodonales, Arcos de la Frontera y Zahara de la Sierra.

Mientras, en Castellón han sido arrestadas dos personas por el hurto de 37 toneladas. Además, intentaron justificar el transporte de la mercancía presentando el documento DUN (una declaración anual que de forma obligatoria debe realizar una persona que sea titular de la explotación agraria ubicada en Cataluña) de una parcela de la localidad de Amposta (Tarragona) con datos falsos.

Por su parte, la operación "Roves" desarrollada en la comarca malagueña de Axarquía permitió la intervención de 650 kilos de algarrobas. La Guardia Civil ha investigado también a 19 personas por los delitos de hurto, receptación y falsedad en documento mercantil. 

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?