Afganistán: España prevé traer al país a intérpretes afganos ante la amenaza talibán

Afganistán refugiados frontera

Elena Labrado Calera

El Gobierno de España ultima una operación para traer al país a intérpretes que colaboraron con militares españoles en Afganistán, donde tras la retirada de tropas internacionales temen por su vida ante el avance de los talibanes.

Fuentes de los ministerios españoles de Asuntos Exteriores y de Defensa confirmaron que estudian junto al de Interior cómo prestar ayuda a esos intérpretes que se sienten amenazados por haber trabajado para la coalición internacional, aunque no precisan su número.

Exteriores señala que están "cerrando los detalles de la operación" para que pueda "ejecutarse el plan de vuelta a España lo antes posible", dado el riesgo que corren en un país en el que los talibanes pueden tratarlos de colaboradores de las fuerzas extranjeras.

La ofensiva talibán está obligando a miles de afganos a abandonar sus hogares y muchos empleados civiles que trabajaron para tropas extranjeras se sienten especialmente amenazados.

Las fuentes consultadas no precisan el número de personas que podrían llegar a España, si solo serían intérpretes o también otros empleados que colaboraron con las tropas españolas, como cocineros, mecánicos o conductores, ni si se incluirá a miembros de sus familias.

El grupo de trabajo de los tres ministerios está haciendo comprobaciones para una "identificación clara" de los implicados y para analizar el tipo de protección internacional que se les otorgaría a su llegada a España.

Los últimos 24 militares españoles destacados en Afganistán regresaron en mayo pasado, dando por concluida tras 19 años la misión más larga de Fuerzas Armadas españolas en el exterior.

Junto a ellos llegaron a España dos intérpretes, pero no se ha facilitado información oficial sobre el número de personas que ya han sido acogidas.

Los intérpretes debían "volver a sus vidas normales y, si son expertos en algún campo, servir a su país. No correrán ningún peligro", señalaron en un comunicado los talibanes, que, sin embargo, consideran que estas personas han cometido "una traición contra el islam y el país" y deben "mostrar remordimiento por sus acciones".

En junio cientos de exempleados afganos de las fuerzas estadounidenses se manifestaron en Kabul para pedir a Estados Unidos visados especiales para ser evacuados del país junto a las tropas extranjeras ante la amenaza del avance talibán, que desde entonces no ha hecho sino acelerarse y en menos de una semana han caído en sus manos nueve capitales regionales, tras derrotas sin precedentes del Gobierno afgano.

EFE

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?