Brexit: Las cartas en la mesa y pocas jugadas posibles

Federico Biestro Nieves

brexit-johnson

El Brexit se encuentra en sus meses clave y aparentemente definitivos. Los escenarios posibles son muy variados. Desde Reino Unido llegan a diario una gran carga de informaciones que hacen complicado seguir el hilo de todos los acontecimientos. Para poder comprender lo que ocurre, hemos puesto el tablero y los jugadores sobre la mesa.

Guía interactiva: Los caminos del Brexit

Los actores principales

Boris Johnson es el principal protagonista en estos momentos. Su objetivo es lograr la salida del Reino Unido de la UE, sea como sea, el próximo 31 de octubre. La Cámara de los Comunes (Cámara baja), presentó el proyecto de ley para evitar una salida sin acuerdo. Para confirmar la ley, debe pasar antes por la Cámara de los Lores (Cámara alta), que ha confirmado el texto que deberá recibir el beneplácito de la reina. Por esto, Johnson solicitó a su majestad la suspensión de actividades del Parlamento, para reducir su margen de maniobra.

Brexit “duro” y Brexit “blando”

Los conceptos duro y blando se han oído una y otra vez durante todo el proceso de salida británica de la UE. Ambos son metáfora de la posibilidad o no de una salida amistosa, con un acuerdo de por medio. Las posibilidades son bajas, según Johnson, que considera “muerto” el texto que su predecesora Theresa May había logrado con Europa y no fue aceptado por el Parlamento. La proposición de ley de la cámara baja exige un acuerdo para el Brexit, por lo que si prospera, Johnson tiene como límite el 19 de octubre para llegar a un acuerdo. En caso contrario, deberá pedir un aplazamiento.

La posibilidad de un Brexit “duro” pasa por la denegación de la ley propuesta. Si el primer ministro no llega a un acuerdo con la UE y no le obligan a ello, Reino Unido saldrá de la Comunidad Europea el 31 de octubre a las 23:00 GMT. Saldría inmediatamente de la unión aduanera y del mercado único, el marco legal que facilita el comercio dentro de la UE. Políticos y empresas dicen que esto dañaría la economía. Otros dicen que los riesgos argumentados son exagerados.

Prórroga o cancelación

La ley del Brexit sin acuerdo será la llave de una nueva prórroga para la salida. Aparentemente, parece la única forma en la que Johnson se sentaría a dialogar con la UE de nuevo. El desacuerdo principal entre ambas partes es la frontera entre Irlanda del Norte y del Sur. Tumbó el acuerdo de May y le costó el puesto. Para lograr la prórroga y sentarse a dialogar de nuevo, la UE debe aprobarla. Las posibilidades de que no acepten son ínfimas, ya que les beneficia mantener al Reino Unido como aliado mercantil.

La cancelación del Brexit parece algo muy remoto, es a priori el resultado más improbable. Todavía es posible, debido al Artículo 50. El Tratado de Lisboa, incluye este artículo para que los estados miembros puedan salir de la Unión Europea, si así lo desean. También permitiría al Reino Unido echarse atrás. Para que esto suceda, debería llegarse a unas nuevas elecciones, en las que el gobierno cambie de manos a una política anti-Brexit.

Todas las cartas están sobre la mesa, quedan menos de dos meses para la fecha de salida fijada, pero todo puede cambiar. Ahora mismo, la ley del Brexit sin acuerdo parece la clave para evitar una salida dura de la Unión Europea. Cada bando usará sus armas para defender su postura y poner piedras en el camino del otro. Las emancipaciones nunca son sencillas.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad