Economía circular: el mejor residuo es el que no se genera

Imagen de la noticia

La economía circular es el nuevo paradigma de la sociedad“. Así de rotundo es Rubén Aller Álvarez, experto en la materia y líder en la Cumbre de Innovación Tecnológica, a Castilla-La Mancha Media. Hasta ahora nuestro consumo se limitaba a la economía lineal, es decir, extraer recursos del planeta, procesarlos, consumirlos y tirarlos. De esta manera, hemos generado mucha basura y agotado recursos naturales.

El mejor residuo es el que no se genera

Con la economía circular conseguimos reducir residuos porque se basa en aprovechar recursos. Reducir, reciclar y reutilizar pero también reubicar, reparar y remanufacturar; además de utilizar materiales que no sean dañinos para la naturaleza y que puedan volver a ésta al agotar su vida útil sin causar daños medioambientales. El que no sobre nada es parte de la filosofía de la economía circular.

Ciclo de vida de un producto en la economía circular

Ciclo de vida de un producto en la economía circular

Rubén Aller Álvarez explica que la economía circular busca aprovechar los recursos que tenemos sin consumir unos nuevos. Este tipo de economía empieza en el llamado ‘ecodiseño’, que se basa en diseñar un producto para todo su ciclo de vida. Se trata de poner en conocimiento del consumidor nuevas realidades que, hasta ahora, a pocos les preocupan.

Información como cuánto va a contaminar el producto, cuándo tendrás que cambiar una pieza o actualizar el software y cómo deberás desecharlo para que sus componentes puedan aprovecharse en modelos similares o remanufacturarse.

Una apuesta segura para la Unión Europea

La Unión Europea ya apuesta por la economía circular. El Parlamento Europeo aprobaba en abril un paquete legislativo sobre la economía circular que modificaba las directivas de vertederos, residuos, envases y aparatos eléctricos y electrónicos.

Entre los objetivos de estas leyes está reducir el desperdicio alimentario a la mitad en 2050 y que solo el 10% de residuos municipales terminen en vertederos.


Un mar de plástico inunda la costa de República Dominicana.

“La Unión Europea estima que para 2025 se creará hasta medio millón de puestos de trabajo de nueva incorporación directos. A los que habrá que sumar trabajos indirectos que serán incluso el doble o el triple” afirma Aller Álvarez, y añade que esta economía “genera nuevos puestos de trabajo y requiere de mano de obra cualificada”.

Este experto en economía circular recalca que también es positivo para la economía local porque busca que dejar una huella de carbono menor. Esto se consigue consumiendo productos locales y alimentos de temporada, para así evitar tener que transportarlos desde el otro lado del mundo (algo que contamina mucho más).

De esta forma “obligas al supermercado a que te venda productos de proveedores locales” afirma Rubén Aller Álvarez.

El problema de la propiedad privada

“Tenemos un concepto de propiedad que hay que cambiar, hay que cambiar la manera de pensar” dice Aller Álvarez. Para alcanzar una economía circular completa tenemos que “cambiar la manera de pensar”, añade, tenemos que “comprar servicios”.

El futuro, y ya presente, pasa por hacer un contrato con el fabricante por un determinado número de años en el que éste se comprometa a actualizarnos el hardware y software a cambio de un precio mensual por el alquiler del servicio. Se trata de “alquilar el servicio del ordenador, no de tener el ordenador” explica. De esta manera, añade, “cuando ya no lo quiera se lo devuelvo al productor para que remanufacture, aproveche piezas o recicle”.

La economía circular empieza por la educación

“En primer lugar, hay que consumir de forma responsable, que no estemos consumiendo de manera casi compulsiva productos que ni necesitamos”. Pero no se trata solo del “consumo razonable como consumidores sino que también hay que presionar a las empresas para que sean más circulares”. Por esto, Rubén Aller Álvarez destaca que es fundamental el papel de la educación.

En resumen, Aller Álvarez explica que se trata de “aprovechar lo que tenemos y generar los mínimos residuos posibles y los residuos que generemos que sepamos o reciclarlos o desecharlos para que luego la Tierra los pueda reabsorber. Al final es lo que hace la naturaleza”.

 

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad