Elecciones federales en Alemania: el fin de la era Merkel

Los partidos alemanes queman este viernes sus últimos cartuchos de cara a las elecciones generales del domingo, en las que se espera un resultado apretado con diversas opciones para formar coalición aunque ninguna de ellas sea fácil.

El candidato del Partido Socialdemócrata (SPD) a la cancillería, Olaf Scholz, participará esta tarde en un acto en Colonia (oeste).

El de la Unión Cristianodemócrata (CDU) y la Unión Cristianosocial (CSU), Armin Laschet, estará en Múnich (sur) en un acto en el que también hablará la canciller Angela Merkel y el primer ministro bávaro, Markus Söder.

La candidata de Los Verdes, Annalena Baerbock, participará en acto en Düsseldorf y visitará manifestaciones a favor de tomar medidas contra el cambio climático Fridays for Future.

El SPD a la cabeza, según los sondeos

Según el último sondeo, realizado por encargo de la cadena privada RTL, el SPD está a la cabeza con el 25 por ciento de intención de voto frente al 22 por ciento de la CDU/CSU.

Los Verdes mantienen el tercer lugar con un 17 por ciento, seguidos por el Partido Liberal (FDP), con un 12 por ciento, la ultraderechista Alternativa por Alemania (AfD) con un 10 por ciento y La Izquierda con un 6 por ciento.

Un pronóstico es considerado difícil no solo por la apretada diferencia entre el SPD y la CDU/CSU sino también porque hay un alto número de indecisos.
Las cifras de las encuestas apuntan a que para formar Gobierno se necesitará una coalición tripartita, lo que implicará seguramente largas negociaciones.
Actualmente se barajan tres variables, dos lideradas por el SPD y otra liderada por la CDU/CSU.

El SPD podría formar una alianza con Los Verdes y el FDP para la que el principal obstáculo serían las diferencias en materia fiscal frente a los liberales y entre los liberales y Los Verdes.

La otra fórmula sería una alianza con Los Verdes y La Izquierda donde el obstáculo más grande lo forman las posiciones de esta último partido en política exterior.

La CDU/CSU, por su parte, tiene en la mira una posible coalición con Los Verdes y los liberales, lo que intentó ya hace cuatro años sin que se lograse llegar a un acuerdo.

Tanto la CDU/CSU como el SPD descartan todo tipo de cooperación con la AfD. La CDU/CSU también descarta una

Las claves de la era Merkel

Estas elecciones federales marcan el adiós a la “era Angela Merkel”, la líder invicta que durante 16 años condujo Alemania por sucesivas crisis y que fue capaz de ganarse la empatía incluso de quienes nunca la votaron ni votarían.

No hay fecha para su adiós del poder, ya que seguirá en su puesto hasta que se forme el nuevo gobierno. Algo que, en su última coalición, ocurrió seis meses después de los comicios.

De seguir en el cargo el 17 de diciembre habrá superado el récord de permanencia de Helmut Kohl. Otro hito en una política que rompió varios techos de cristal: como mujer, como ciudadana del este y como protestante en un partido -la Unión Cristianodemócrata (CDU)- de dominio católico.

Sus rasgos característicos son el consenso y la sangre fría. Prepara concienzudamente cualquier encuentro, analiza cada partícula de los problemas que se presentan, se deja asesorar y luego actúa, a menudo con exasperante lentitud.

Los años de Angela Merkel se han caracterizado por la necesidad de hacer frente a diversas crisis y por aplicar una “política de pequeños pasos” de la que ella habla ya en su primera declaración en 2005, cuando llega al poder.

A Merkel se la ha apodado la canciller “teflón”, porque todo le resbala, o la líder del mundo libre, como la llamó Barack Obama.
Para sus compatriotas ha sido la “Mutti” (mamá). Una mujer sin hijos propios, que adoptó como tales a los 83 millones de habitantes del país. Su retirada impone la emancipación

 

Temas

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad