125 millones de euros para modernizar los centros de mayores en Castilla-La Mancha

residencias de ancianos

Elena Garcia Fermosel

La consejera de Bienestar Social de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Bárbara García Torijano, ha valorado que la situación de las residencias de mayores relacionada con la pandemia ha mejorado "notablemente" en los últimos días, desde que han entrado en vigor nuevas restricciones para frenar la expansión de la covid-19. Los centros de mayores de Castilla-La Mancha registran un total de 108 residentes contagiados por coronavirus, lejos de los 260 que presentaban COVID-19 el pasado 18 de agosto, lo que supone una reducción del 58 % en los últimos 14 días

En la rueda de prensa posterior al primer Consejo de Gobierno tras el descanso vacacional en la que García Torijano ha informado de los asuntos que se han abordado relacionados con su departamento, la consejera de Bienestar Social ha sido preguntada por el impacto que han tenido las nuevas restricciones aplicadas en las residencias desde el 23 de agosto.

García Torijano ha subrayado que en las residencias de mayores de Castilla-La Mancha, la quinta ola "no ha sido tan agresiva como las anteriores" y ha valorado que las medidas que se han tomado están teniendo efecto y la situación de las residencias ha mejorado, pues ha indicado que el 18 de agosto había 260 casos positivos de covid-19 y este martes hay 108 residentes con coronavirus.

"Los datos son buenos en relación con estos días de atrás", ha destacado García Torijano, que ha admitido que al Gobierno regional le preocupaba el "pequeño aumento" de casos y ha señalado que esa preocupación es lógica, pues las personas que están en residencias de mayores son "muy vulnerables" y ha afirmado que el objetivo era que "no se disparara la incidencia".

En este sentido, ha valorado que se ha contenido el avance de la covid-19 y ha agradecido el trabajo que realizan todos los profesionales que trabajan en las residencias de mayores.

125,7 millones para mejorar y crear centros para personas mayores y con discapacidad

El Gobierno de Castilla-La Mancha destinará los próximos tres años un total de 125,7 millones de euros para mejorar los centros de personas mayores y de personas con discapacidad, así como a crear otros nuevos, dentro del marco de los fondos europeos otorgados al Ministerio de Servicios Sociales y Agenda 2030.

Así lo ha dado a conocer este martes la consejera de Bienestar Social, Bárbara García Torijano, tras el Consejo de Gobierno celebrado este martes, en donde se ha dado cuenta del convenio suscrito entre el Gobierno regional y el ministerio para la ejecución de estos proyectos en materia de políticas de igualdad e inclusión, que ha correspondido a Castilla-La Mancha un monto total de 125,7 millones de euros.

Estos estarán distribuidos en tres anualidades: para 2021 se destinarán 34,9 millones; para 2022 un total de 43 millones y en 2023 se invertirán 47,7 millones de euros que servirán para financiar un total de 6 proyectos que han sido aceptados por el ministerio.

"Estos proyectos se han ajustado a los criterios y objetivos marcados a nivel nacional, centrados en los planes de apoyo y cuidados de larga duración al plan de modernización de servicios sociales y crear una España más accesible", ha subrayado García Torijano.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?