Sin agua potable en parte de la mancomunidad del río Pusa, en Toledo

Imagen de archivo de un grifo sin aguaen el exterior

Elena Garcia Fermosel

La escasez de agua en la presa de la mancomunidad del Río Pusa ha provocado que el agua no sea apta para el consumo humano en varios municipios, tal y como ha informado en un bando el presidente de esta mancomunidad, Alberto Lucero.

"Tras los análisis realizados", aclaran en el bando, el agua "no es apta para consumo humano por exceso de hierro" y por lo tanto no se puede emplear ni para beber ni para cocinar.

Diez pueblos conforman la Mancomunidad del río Pusa, aunque no todos tienen este problema de abastecimiento porque no todos dependen del agua de la presa, tan solo los municipios más pequeños que son Santa Ana de Pusa, San Martín de Pusa, Villarejo de Montalbán, Retamoso de la Jara y San Bartolomé de las Abiertas.

Otros municipios de la mancomunidad del río Pusa no están afectados por este problema

Por ejemplo, en Los Navalmorales, desde el Ayuntamiento han aclarado que sí pueden beber el agua sus vecinos porque este municipio "se surte de los sondeos de la presa".

Lo mismo ocurre en Pueblanueva. Desde el Consistorio aclaran que el problema de abastecimiento de agua potable no les influye pero muestran "su solidaridad con los vecinos afectados".

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?