Los colores del agua en la naturaleza: ¿Por qué está rosa la Cañada del Hoyo (Cuenca)?

Jonathan Gómez Cantero

Estos días una laguna de Cuenca se ha teñido de rosa

Aunque el agua no tiene color, en la naturaleza puede ofrecer distintos colores

Lagunas rosas

Todos sabemos que el agua pura es insípida, inodora e incolora; es decir, ni tiene sabor, ni tiene olor, ni tiene color. Pese a ello, sabemos que esto no es así. En los últimos días, una laguna de Cañada del Hoyo (Cuenca) se ha teñido de rosa.

El color se debe a una reacción química producida por las bacterias que se han multiplicado de forma rápida. Las bacterias que producen este efecto en la laguna se llaman cromatiales, aunque también son conocidas como bacterias rojas del azufre.

Aunque esto nos pueda parecer extraño, y lo cierto es que en Castilla-La Mancha no ocurre muy a menudo, en otras zonas del mundo es algo normal. Cuando las condiciones meteorológicas son las apropiadas manteniendo una luminosidad y temperatura determinada, las bacterias se pueden reproducir mucho mejor.

En Chile o México existen algunas de estas lagunas de forma permanente, aunque también entran en juego otros factores como los minerales disueltos en el agua y los movimientos que esta tenga, que pueden cambiar la coloración o incluso hacerla desaparecer, como se espera que pase dentro de unos días en Cuenca.

Del azul del mar al negro de las lagunas de montaña

Otros colores nos son muy familiares, pero lo cierto es que también tienen una explicación detrás. En el mar sabemos que el agua coge color azul, siendo casi turquesa en el Caribe o en determinadas zonas. Esto no se debe a que refleje los colores del cielo, sino a qué el mar refleja ese tipo de radiación solar, absorbiendo el resto de colores sin que podamos verlos, pero en el caso de algunas playas de aguas turquesas, se conjuga es efecto con gran cantidad de carbonatos que cambian las características químicas del agua y por lo tanto, el tipo de luz que absorbe.

En zonas de montaña, es frecuente tener lagunas muy pequeñas, en las que pocas veces el sol incide forma directa y que tienen un característico color negro, como ocurre con la Laguna Negra de Soria.

En esta sección de Espacio-Tiempo, el presentador de El Tiempo Jonathan Gómez Cantero ha explicado más casos curiosos del mundo en los que el agua no es transparente como siempre nos dijeron.

 

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad