VIVIENDA

Ciudad Real y Cuenca, entre las cuatro capitales con la vivienda más barata

Cartel de alquiler de viviendas en la fachada de un edificio, a 31 de diciembre de 2022, en Barcelona, Cataluña (España). El precio de los alquileres en Barcelona ha crecido un 25,7% en 2022, hasta los 19,3 euros por metro cuadrado al mes, según comunicó  Idealista este jueves 29 de diciembre. Todos los distritos barceloneses registran precios más altos que hace un año, y la mayor subida se ha producido en Sarrià-Sant Gervasi, donde las expectativas de los propietarios se han incrementado en un 29%, seguido del Eixample (28,7%), Sant Martí (28,2%) y Ciutat Vella (22,5%). Por distritos, los mayores precios son en Ciutat Vella (22,8 euros por metro cuadrado al mes) y Sarrià-Sant Gervasi (20,7 euros), mientras que los más baratos son en Nou Barris (13,4 euros) y Sant Andreu (14,1 euros).
31 DICIEMBRE 2022;ALQUILERES;ECONOMÍA;SOCIEDAD;PRECIO;INMOBILIARIA;CATALUNYA;PIXELADA
David Zorrakino / Europa Press
31/12/2022

CueEuropa Press

Redacción CMM

La capital ciudadrealeña tiene el precio medio más bajo de España con 1.268 euros el metro cuadrado de media, según los datos publicados este lunes por Sociedad de Tasación (ST).

A su vez, Cuenca aparece como la cuarta capital de provincia con el precio medio más bajo, con 1.356 euros el metro cuadrado, solo por encima de los que marcan Ciudad Real, Cáceres (1.271 euros/m2) y Badajoz (1.290 euros/m2), de acuerdo con los datos de la Sociedad de Tasación relativos al segundo semestre de 2022.

En este sentido, el informe indica que en las dos capitales castellanomanchegas el incremento porcentual de precios de la vivienda nueva en diciembre de 2022 con respecto al mismo mes de 2021 fue similar, ya que aumentó un 3,3 % en Ciudad Real y un 3,4 % en Cuenca.

Aunque en Cuenca los precios se incrementaron menos en el segundo semestre del año con respecto a los que había en el mes de junio, al haber aumentado un 1,5 % frente al incremento del 1,8 % que hubo en Ciudad Real.

La vivienda en España se incrementó por encima del 7%

En el conjunto de España, el precio medio de la vivienda nueva se incrementó un 7,1 % durante los últimos doce meses hasta alcanzar los 2.732 euros/m2 en diciembre de 2022, acelerando así su ritmo de crecimiento.

Durante el segundo semestre del año, el precio también se mantuvo al alza con una variación del 3,4 %. Sin embargo, a pesar de este encarecimiento el dato registrado a cierre de 2022 se sitúa lejos del máximo alcanzado en 2007, cuando la vivienda nueva alcanzó los 3.000 euros/m2.

Por comunidades autónomas, los mayores incrementos se registraron en Islas Baleares (9,1 %) y Madrid (8,5 %). Atendiendo al precio, el mayor se dio en Cataluña (4,358 euros/m2), seguido de Madrid (4.125 euros/m2) y País Vasco (3.027 euros/m2).

Por capitales, Barcelona (4.917 euros/m2) continúa registrando el precio medio de la vivienda nueva más elevado a nivel nacional, seguida de Madrid (4.125 euros/m2) y San Sebastián (4.048 euros/m2), siendo las únicas capitales que superan los 4.000 euros/m2. En el extremo opuesto, Badajoz (1.290 euros/m2), Cáceres (1.271 euros/m2) y Ciudad Real (1.268 euros/m2) presentaron el importe medio más bajo.

La vivienda nueva sigue subiendo

Además, el coste de construcción de obra nueva alcanzó los 1.182 euros/m2 en diciembre de 2022, tras registrar un aumento del 2,3 % con respecto a hace un año.

Según el consejero delegado de Sociedad de Tasación, Juan Fernández-Aceytuno, el comportamiento del mercado durante la recta final de 2022 evidencia el impacto de la subida de los tipos de interés en los niveles de actividad inmobiliaria pero, en el caso de la vivienda nueva, todavía se observa un crecimiento sostenido que es superior o igual al que se registraba en 2019.

Según sus estimaciones, el actual contexto de inflación, un escenario de tipos mantenido en el tiempo en torno al 3-5 %, podría suponer ajustes en el mercado residencial, tanto a nivel transacciones como de evolución del precio, a consecuencia del encarecimiento de la financiación y de la pérdida de poder adquisitivo de los hogares.

En el caso de la vivienda nueva cree que se mantendrán crecimientos en precios sostenidos, en línea con los últimos meses, pero que la vivienda usada puede sufrir ajustes en los precios.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?