Cuidados Paliativos: cómo los profesionales acompañan a pacientes y familiares para aliviar el sufrimiento

Alba Córdoba de la Cruz

Dolor, morfina o muerte son las palabras que todos asociamos a los Cuidados Paliativos. Los profesionales prefieren hablar de vida y dignidad: acompañar al paciente y a su familia para aliviar el sufrimiento.

Una atención que en Castilla-la Mancha también se hace a domicilio. Defienden que, incluso en el final de la vida, hay muchas labores importantes que hacer. Acompañamos a un equipo médico del Hospital de Ciudad Real en su ruta.

Estos profesionales quieren desterrar la imagen de los paliativos con la muerte. "La gente dice que ya no hay nada que hacer... No. Siempre hay algo que hacer. Toca cuidar, toca acompañar, toca calidad de vida a través de un buen control de síntomas. Eso es lo que damos a nuestras pacientes", destaca la jefa de la unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Universitario de Ciudad Real, Teresa Salcedo.

Aliviar el sufrimiento y mejorar la calidad de vida de las personas que se enfrentan a enfermedades en estado avanzado o cuando no existen tratamientos curativos es el trabajo de los paliativos. Pero también son esa mano a la que aferrarse.

La familia, fundamentales en el seguimiento del paciente

"Supone mucha tranquilidad, confianza, y vas con la familia y ayudan a saber qué hacer", dice José Antonio Sánchez, familiar de paciente con paliativos.

Las familias son fundamentales para que los pacientes puedan recibir esa atención en sus domicilios. "Para nosotros son nuestro apoyo fundamental, son a los que llamamos, los que nos cuentan cómo van las cosas, y os sorprendería lo bien que cuida la gente", manifiesta Salcedo.

Bajo el lema "Sanando Corazones", se celebra este año el Día Mundial de los Cuidados Paliativos recordándonos que los pacientes merecen morir con dignidad y sin sufrimiento.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?