Detectado un foco de viruela ovina y caprina en Castilla-La Mancha

Imagen de una granja de ovejas

Susana Palomo Gómez

Los Servicios Veterinarios de Castilla-La Mancha  han notificado la detección de un foco de la viruela ovina y caprina en el municipio de Villaescusa de Haro, en la provincia de Cuenca. La explotación afectada tiene 1.070 ovejas y 14 cabras, en la que se detectaron síntomas y lesiones clínicas compatibles con la enfermedad en una oveja.

La localización de este foco en Castilla-La Mancha se produce tras la intensificación de la vigilancia llevada a cabo por los Servicios Veterinarios Oficiales (SVO)  a raíz de la notificación el pasado 22 de septiembre de la presencia de virus de Viruela Ovina y Caprina (VOC) en una explotación de ovino en Benamaurel, provincia de Granada. Poco después se confirmó otro foco en el municipio de Cúllar, Granada.

En el marco de la investigación epidemiológica por la detección de movimientos de corderos desde el municipio de Benamaurel que tenían como destino explotaciones en la provincia de Cuenca, los veterinarios oficiales de Castilla-La Mancha han notificado la detección de un tercer foco de la enfermedad en un centro de concentración de ovino localizado en el municipio de Villaescusa de Haro, en la provincia de Cuenca.

A raíz de la detección de dichos síntomas, se tomaron muestras oficiales que se enviaron para su análisis donde se han confirmado como positivas a la detección viral por PCR. En este mismo municipio de Villaescusa de Haro se está investigando además una nueva explotación de ovinos sospechosa por la detección de sintomatología clínica compatible con la enfermedad.

Se han tomado muestras oficiales para su análisis, pendientes de sus resultados. Las autoridades de Andalucía y Castilla – La Mancha han adoptado de forma inmediata las medidas de control contempladas en el Reglamento Delegado (UE) 2020/687 de la Comisión, por el que se completa el Reglamento (UE) 2016/429 del Parlamento Europeo y del Consejo en lo referente a las normas relativas a la prevención y el control de determinadas enfermedades de la lista, y que incluye el sacrificio de los animales, eliminación de los cadáveres en planta de trasformación, limpieza y desinfección oficial de la explotación,

Además se establece una zona de protección de tres kilómetros y una de vigilancia de diez kilómetros, con refuerzo de medidas de bioseguridad y vigilancia en las explotaciones, así como la aplicación de medidas de restricción de movimiento de animales y productos y la investigación epidemiológica para tratar de identificar el origen del virus, aún bajo estudio, así como los posibles contactos de riesgo que se hayan podido dar, entre otras.

Los focos confirmados hasta ahora han sido comunicados a la Comisión Europea para la aprobación inmediata de un Reglamento con la delimitación de la zona de protección y vigilancia alrededor de los nuevos focos declarados y las medidas de salvaguardia a adoptar.

La viruela ovina es una enfermedad de origen vírico que se consideraba erradicada en España desde el año 1968, si bien se habían detectado casos esporádicos dentro de la UE, los últimos en Grecia y Bulgaria en el año 2014.

Asimismo, permanece de forma endémica en África (incluidos los países del norte del continente, como Marruecos, Argelia y Túnez), así como en Oriente Medio y Asia. Se trata de una enfermedad no zoonósica que afecta exclusivamente a las especies ovina y caprina, sin que en ningún caso pueda transmitirse al ser humano, ni por contacto directo con los animales ni a través de productos de los mismos.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación resalta, por un lado, la importancia de aplicar en todo el territorio nacional unas adecuadas medidas de bioseguridad en las explotaciones de ovino y caprino y durante en el transporte animal, así como la gran importancia de garantizar el buen funcionamiento de los sistemas de vigilancia pasiva para detectar tempranamente la eventual entrada de la enfermedad en otras explotaciones, para lo que es vital que se comunique a los SVO cualquier indicio de la enfermedad que pudiera aparecer en las explotaciones de ovino y caprino del país.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?