Detenidas siete personas, una en Ciudad Real, por facilitar la salida de Canarias de migrantes irregulares

Daniel Urda Banegas

Agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, en una operación conjunta, han desarticulado una organización criminal que se había asentado en la isla de Gran Canaria y que presuntamente se dedicaba a proporcionar a migrantes, que estaban en Canarias de forma irregular, documentación falsa para viajar hacia la península u otros países de la Unión Europea (UE).

Los agentes estiman que esta organización habría organizado más de 80 salidas de las islas con un beneficio superior a los 100.000 euros.

La desarticulación de la organización ha sido posible tras la detención de siete personas, seis de ellas en Gran Canaria y una en Ciudad Real, a quienes se les imputan los supuestos delitos de pertenencia a organización criminal, contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y falsedad documental, según han informado Policía Nacional y Guardia Civil en un comunicado.

Además hay un octavo miembro de la organización, a quien se le imputan los mismos hechos, si bien actualmente se encuentra en prisión cumpliendo condena por otra causa.

Así operaba la organización

Esta organización captaba a migrantes de origen magrebí, menores o mayores de edad, que habían llegado a Canarias en patera y los recluía en diferentes lugares mientras preparaba la documentación falsa, así como toda la infraestructura necesaria para su salida.

Posteriormente, los migrantes eran trasladados a los diferentes puertos y aeropuertos canarios, proporcionándoles las indicaciones necesarias para no ser detectados, e incluso en algunas ocasiones los pasadores de la organización les acompañaban durante el trayecto aéreo o marítimo, para asegurarse así la devolución de la documentación.

Las conexiones de esta organización con redes criminales asentadas en Marruecos y otros estados de la UE eran constantes e, incluso, ofrecían entre sus servicios el flete en patera desde Marruecos hasta Canarias para migrantes que se encontraban en el continente africano.

Además diversificaban sus labores, encargándose a su vez de organizar minuciosamente peticiones de asilo fraudulentas, valiéndose para ello de un abogado enrolado en las actividades criminales.

Durante la operación se han realizado tres registrados en domicilios y se han intervenido pasaportes utilizados de forma fraudulenta por la organización, legajos con documentación para regularizar la situación de inmigrantes irregulares, documentación oficial falsificada, así como teléfonos móviles entre otros efectos.

EUROPA PRESS/ CMM

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?