El Plan Ceres en La Sagra toledana: aumentan las detenciones y disminuye la delincuencia

El Plan Ceres lucha contra los actos delictivos que se producen en la comarca de La Sagra. Desde su puesta en marcha hace tres meses, la delincuencia en la zona ha disminuido. Los efectos ya se notan en las calles de estos municipios.

Así lo ha constatado, en declaraciones, el jefe de la Sección de Investigación Criminal de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de Toledo, el teniente Valentín Martínez-Reche, quien ha destacado que, por consiguiente, durante este período también se ha incrementado la seguridad para la población y han disminuido delitos de todo tipo por los servicios de prevención.

Martínez-Reche ha explicado que el Plan Ceres lo ha implementado la Dirección General de la Guardia Civil en abril de 2021 “como respuesta eficaz y concreta a una problemática existente en la provincia de Toledo”, por la comisión de delitos graves sobre todo en la comarca de La Sagra y las poblaciones de Torrijos y Ocaña, zonas de mayor incidencia de delitos contra el patrimonio y delitos en general.

Delincuencia organizada, delitos contra el patrimonio o tráfico de drogas

La puesta en marcha de este plan, ha precisado, establece por una parte un refuerzo de servicios de prevención que prestan las patrullas de Seguridad Ciudadana propias de la Comandancia de Toledo y la Agrupación Rural de Seguridad que diariamente establecen una serie de servicios o dispositivos en prevención de la comisión de delitos.

Por otro lado, la parte que más le compete al teniente Martínez-Reche, la Policía Judicial ha creado un grupo de especialistas, “todos ellos con amplia experiencia en investigación”, que se dedica a investigar los delitos de delincuencia organizada, delitos más graves especialmente contra el patrimonio pero también de tráfico de drogas.

Este tipo de investigaciones, ha especificado, en numerosas ocasiones hace que se esclarezcan otro tipo de delitos que no son tan graves pero que van acompañando a los grupos criminales, como usurpaciones de viviendas o defraudaciones de fluido eléctrico.

Robos con fuerza o robo con violencia

No obstante, los delitos fundamentales que investiga este grupo especializado son los de grupos organizados que se dedican a la comisión de robo con fuerza o robo con violencia, que ha apuntado que “suelen ser bastante violentos, sobre todo por la influencia de aluniceros de la zona de Madrid”, que o bien se desplazan a la provincia de Toledo a cometer delitos o bien están asentados en esta zona ocupando viviendas.

En algunas ocasiones, ha afirmado, ocupan viviendas para vivir en diferentes sitios y en otras para tener una plantación de marihuana y, de hecho, ha asegurado que “no son pocos los casos de delitos patrimoniales que investigamos y que cuando procedemos a la detención, detectamos que hay una plantación de marihuana con la que refuerzan sus ingresos porque produce importantes beneficios”.

Se ha reducido la incidencia gracias al plan

Preguntado por el resultado que ha cosechado hasta ahora el Plan Ceres, Martínez-Reche ha aseverado que “se ha conseguido reducir ligeramente la incidencia alarmante que había”, porque “el hecho de que haya más patrullas en la calle, tanto de Seguridad Ciudadana como de la Agrupación Rural de Seguridad, ha hecho que el delincuente se dé cuenta, lo detecte y se mueva a otros sitios a cometer los delitos o no los cometa en la misma cantidad”.

Por lo tanto, ha resaltado que en el sentido de la prevención “el Plan Ceres está siendo fructífero”, pero también en el apartado de investigación, ya que desde abril se han realizado varias operaciones que han permitido detener ‘in fraganti’ al autor de un atraco con un arma simulada en un estanco en la localidad de Villaseca de la Sagra o detener también a nueve personas e investigar a otras seis en el marco de la operación ‘Tizos’.

La Sagra, un foco de estos delitos

Con respecto a los factores que hacen de La Sagra una zona de mayor proliferación de este tipo de delitos, el teniente Martínez-Reche ha opinado que se debe sobre todo a la situación geográfica, porque comparte territorio con la provincia de Madrid donde hay una mayor presión policial, además de la accesibilidad ya que está atravesada por vías principales como la A-4, la A-5 y la A-42.

De igual forma, ha achacado la situación actual a la burbuja inmobiliaria, porque hubo un ‘boom’ en estos pueblos con la construcción de urbanizaciones que “no siempre tuvieron la salida adecuada y oportuna” y ahora pertenecen a bancos, y que están siendo ocupadas por parte de grupos criminales para, en algunos casos, guardar objetos robados -la Guardia Civil ha encontrado incluso coches desguazados dentro de las viviendas- y todo tipo de efectos.

Control en Illescas

Este jueves, con la colaboración del Grupo de Reserva y Seguridad (GRS), la Guardia Civil ha establecido un dispositivo operativo en la vía pública, en Illescas, para la prevención de delitos, en especial aquellos contra el patrimonio que “causan grave alarma social”, ha manifestado el comandante Mancebo.

En la misma línea, el teniente Núñez de Arenas, jefe del dispositivo perteneciente al GRS 1 Madrid, ha concretado a Efe que el objetivo de este tipo de dispositivos es “crear situaciones sorpresivas y marcar zonas delimitadas por las que tengan que pasar los ciudadanos”.

Un total de 20 agentes han compuesto este dispositivo, repartidos por grupos en las salidas a vías rápidas, ha detallado, con el propósito de buscar vehículos grandes donde los delincuentes puedan llevar objetos que hayan podido sustraer y que procedan de poblaciones cercanas donde hayan podido cometer los hechos delictivos e intenten huir por estas vías.

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad