Exhumación de los restos óseos de dos fosas comunes en Manzanares (Ciudad Real)

exhumación fosas MANZANARES

Redacción CMM

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) iniciaba este lunes la exhumación de dos fosas comunes en el cementerio de Manzanares (Ciudad Real), con el objetivo de dignificar e identificar a una treintena de víctimas de la represión franquista asesinadas en los meses posteriores a la Guerra Civil, entre mayo de 1939 y noviembre de 1940.

La asociación ha cifrado en 288 víctimas asesinadas entre 1939 y 1947 cuyos restos se encuentran en el cementerio manzanareño, la mayoría de ellos, 255, están en fosas comunes intramuros.

Hay otras 30, las que ahora se exhuman, que están en dos fosas situadas extramuros, en la zona considerada como no católica durante el régimen franquista y que estuvo aislada del resto hasta que, con la democracia, se integró en el recinto.

“No sabemos qué nos vamos a encontrar”, ha explicado el portavoz de la ARMH, Bonifacio Sánchez, quien ha añadido que la duración de los trabajos dependerá del estado en el que se encuentren los restos óseos, que se conformarán y entregarán a sus familias.

Por su parte, el alcalde de Manzanares, Julián Nieva, has trasladado su apoyo y agradecimiento a esta asociación y a las familias, y ha señalado que "se trata de cumplir con la obligación", y ha afirmado que se hace "con mucha emoción, también por lo que representa que España sea un país avanzado con una ley que dignifica a todos”, en alusión a la Ley de la Ley de Memoria Histórica.

Nieva ha calificado esta exhumación de “hecho histórico” y que” dignifica a quienes dieron su vida por defender la libertad y la democracia”.

Conforme los familiares del resto de víctimas que se encuentran en las otras fosas vayan reclamando su exhumación, el Ayuntamiento autorizará los procesos, ha avanzado el alcalde, que ha anunciado la intención del Consistorio de rendir homenaje a las víctimas, una vez identificadas e individualizadas, dedicándoles un panteón o mausoleo en este espacio.

La exhumación se realiza con voluntariado de la asociación, que lo sufraga con recursos propios, y también colabora el colectivo Memoria Histórica Manzanares, que en 2016 se constituyó con el objetivo de conseguir mediante su identificación e individualización, dignificar a las víctimas de la represión franquista.

Uno de los miembros de este colectivo, José Luis de Gracia, ha expresado su satisfacción por esta actuación por "lo que puede implicar, por contactar con más familias, por abrir el debate social, por la implicación de diferentes instituciones y por romper tantos años de silencio".

Los trabajos se extenderán durante dos semanas en las que se rescatarán los restos, se conformarán y se individualizarán mediante pruebas genéticas, aunque debido a la avanzada edad de algunos de los descendientes directos, ya se han hecho los análisis de ADN a los mismos.

La exhumación ha atraído a familiares de algunas de las víctimas que se esperan localizar, algunos de los cuales son manzanareños que tuvieron que irse a Cataluña y Francia.

Según Memoria Histórica Manzanares, en el conjunto de las fosas comunes del cementerio hay 140 personas de Manzanares, 40 de Membrilla, 30 de La Solana y otras de poblaciones cercanas e incluso de otras provincias españolas.

La mayoría tenían afiliación política o sindical o alguna responsabilidad en colectividades y todos fueron fusilados tras juicios sumarísimos sin garantías judiciales.

EFE

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?