El Gobierno de Castilla-La Mancha cede dos viviendas a Cáritas para familias en riesgo de exclusión en Toledo

Durante este año 2022, un total de 50 familias y 160 personas se han beneficiado del programa de Vivienda de Cáritas con una estancia que tiene de promedio un año

Centro Beata de Calcuta de Caritas de Toledo

Centro Beata de Calcuta de Caritas de ToledoCáritas de Toledo

Susana Palomo Gómez

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha cedido dos viviendas más a Cáritas Diocesana de Toledo para la atención de personas en riesgo de exclusión. Vienen a sumarse a las diez cedidas del parque público. 

El consejero de Fomento, Nacho Hernando, ha firmado junto con el director de Cáritas Diocesana de Toledo, José Luis González, un convenio de colaboración para la cesión de estas viviendas. 

A las diez gestionadas en Toledo, se suma una en Oropesa y otra en Talavera de la Reina, con lo que Cáritas podrá atender a familiar no sólo de capital sino ayudar  a las familias en el conjunto de la provincia.

El convenio que se ha firmado se inserta en el Proyecto Betania que además de atender aspectos como la vivienda, se une a otros ámbitos, como la educación, salud, empleo y ocio y tiempo libre.

Durante este año 2022, un total de 50 familias y 160 personas se han beneficiado del programa de Vivienda de Cáritas con una estancia que tiene de promedio un año, si bien se prolonga hasta que se resuelve la problemática que enfrentan los beneficiarios que tienen que pagar con un pequeño alquiler dependiendo de los ingresos que tengan las familias sin sobrepasar los 150 euros, si bien, hay situaciones de extrema vulnerabilidad en cuyo caso el alquiler es gratis.

Los colectivos preferentes son las familias con menores a su cargo en situación de riesgo de exclusión social; familias monomarentales; familias en riesgo de desahucio, desalojo o infravivienda; familias que estén incursas en programas de intervención o integración social dirigidos o en los que colabore Cáritas Diocesana de Toledo sin ingresos regulares; y familias cuyas rentas de alquiler supongan más del 40 por ciento de sus ingresos.

En este sentido, Hernando ha remarcado que es un “programa de acompañamiento, que demuestra que no importa el DNI, sino el nombre y el problema de una persona que en un momento determinado pueda atravesar un bache, para que pueda superar esas dificultades”.

Para finalizar, Hernando ha incidido en que “para nosotros es importante contribuir desde un amplio espectro y un amplio abanico de programas y de colaboraciones atender esas situaciones de emergencia”.

En este sentido, ha recordado que “tenemos un programa novedoso que vamos a poner en marcha a través del Plan Estatal de Vivienda con casi un millón de euros donde también vamos a atender situaciones de personas con riesgo de ‘sinhogarismo’, desahucios; o a mujeres víctimas de violencia de género que no tienen donde pasar la noche esa noche”. 

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?