Se inicia una campaña en la región para concienciar sobre los residuos

Tania Franco Rodríguez

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a poner en marcha una campaña para concienciar a la ciudadanía sobre las consecuencias que tiene en la salud, en el entorno y en la economía el aumento de generación de residuos y su abandono en la vía pública.

La campaña se desarrollará con el lema 'La inacción no es opción', está integrada por cinco vídeos en los que se invita a reflexionar "sobre cómo influyen las acciones cotidianas en la generación de residuos y en la posterior gestión de los mismos", ha informado en una nota de prensa la Consejería de Desarrollo Sostenible.

Se generan más de 900.000 toneladas de residuos domésticos

El Consejero de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, ha presentado este martes la campaña en un acto en el que ha estado acompañado por la directora general de Economía Circular, Marta Gómez Palenque, y en el que ha explicado que el objetivo es propiciar "el buen funcionamiento de la cadena de gestión, evitar la degradación de nuestro entorno y concienciarnos de los enormes costes económicos que implican estas actuaciones".

Escudero ha abogado por la necesidad de "afrontar los desafíos que suponen la sobreexplotación de los recursos y la generación de residuos para la salud humana, el medioambiente y la economía".

Según ha dicho el consejero de Desarrollo Sostenible, en Castilla-La Mancha se generan más de 900.000 toneladas de residuos domésticos, que podrían ser reducidas "con hábitos rutinarios tan sencillos como el fomento de la reutilización y el reciclaje, acciones que contribuyen a disminuir el depósito en los centros de tratamiento de residuos urbanos".

Las acciones individuales

Entre las acciones individuales en la que incide la campaña está separar los residuos en origen y depositarlos en el contenedor que corresponde; utilizar los puntos limpios fijos y móviles para depositar aquello que no tiene contenedor en vía pública; reutilizar y reparar los productos antes de consumir nuevos y fomentar el reciclaje.

También propugna la necesidad de no arrojar las mascarillas, envoltorios y otros desechos en la vía pública y en la naturaleza y no verter escombros en los lugares que no estén habilitados a tales efectos.

El consejero ha indicado que se trata "de una serie de acciones en las que todos estamos llamados a participar para contribuir a la transición del modelo lineal al modelo circular en el que Castilla-La Mancha ya está inmersa, y que es más responsable y competitivo".

Plan Integral de Gestión de los Residuos

En este sentido, ha recordado que Castilla-La Mancha cuenta con un Plan Integral de Gestión de los Residuos que será evaluado y actualizado de cara a 2023 y con un Plan de Gestión de los Residuos de Construcción y Demolición, que pretende mejorar la gestión de este flujo de residuos con normas como la fianza asociada a la licencia de obra, acciones de inspección y seguimiento, junto a actuaciones de sensibilización y divulgación.

Además, ha recordado que la gestión de residuos es uno de los ejes de la recién aprobada Estrategia de Economía Circular, y uno de los más importantes, ya que aglutina líneas y medidas de calado que afectan a la planificación en todos los niveles de las administraciones, pero también al impulso e implementación de medidas concretas en cumplimiento de la jerarquía de residuos, desde la prevención hasta la valorización.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?