Botellón en Castilla-La Mancha: ¿Es legal?

Federico Biestro Nieves

Imagen de la noticia

El botellón es una práctica que ya forma parte del ADN ‘millenial’. Los jóvenes se reúnen en espacios públicos para beber alcohol, acabando con la tradición de hacerlo en bares o discotecas. Ya sea por los precios, o la costumbre, las nuevas generaciones prefieren “acampar” en las calles para pasar las noches de fiestas. El reciente anuncio del Ayuntamiento de Albacete de prohibir el botellón de cara a la Feria de septiembre, ha causado un gran revuelo y la movilización por parte de los jóvenes. Es importante conocer la legislación de nuestra Comunidad Autónoma al respecto. Cada capital de provincia tiene sus propias ordenanzas municipales para regular la situación del botellón.

Albacete cambia su postura en 2019

En la ciudad de Albacete, entró en vigor en el año 2012 la Ordenanza Reguladora de Espacios Públicos para el Fomento de la Convivencia, en cuyo articulado prohibía la práctica del botellón. La normativa recoge la posibilidad de excepciones, como es el caso del festival “Jueveslardero” o la feria, que hasta este año permitían la práctica del botellón. Desde febrero de este año, el alcalde de la ciudad, Vicente Casañ, anunció la prohibición del consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública en ambas fiestas. La intención del Ayuntamiento de Albacete es “trabajar para reforzar la oferta de actividades en feria que animen a los jóvenes a divertirse sin beber alcohol”.

Toledo lo prohíbe con excepciones

El Ayuntamiento de Toledo prohíbe el consumo de alcohol en la vía pública, pero abre la puerta a excepciones para festivales y fiestas populares. Siempre y cuando organizadores y hosteleros dispongan de la pertinente licencia. El botellón en situaciones no regularizadas, supone una infracción leve con sanciones desde 60 hasta 600 euros. Podría agravarse con sanciones mayores si hubiese menores de edad implicados. En ese caso, las multas podrían elevarse de 600 a 6000 euros.

Ciudad Real se ha mostrado más flexible

Ciudad Real ya tuvo unos meses atrás problemas con los hosteleros a raíz de la regularización del botellón. La solución final fue el decreto del botellón que se aprobó en noviembre de 2018 y autoriza el consumo de alcohol en la vía pública en la zona de Echegaray (inmediaciones del INEM), de jueves a domingo, además de festivos y vísperas.

Guadalajara cuenta con sanciones mínimas más duras

El Ayuntamiento de Guadalajara, prohíbe expresamente la práctica del botellón en zonas públicas y hace especial hincapié en la protección del Casco Histórico. Es posible realizar excepciones delimitando zonas concretas para el botellón, pero hace directamente responsables a los organizadores de cualquier disturbio que se pueda causar. Las sanciones por infracciones leves pueden llegar a los 750 euros de multa, más que las de sus vecinos. Aunque en el caso de infracciones muy graves, la sanción máxima es de 3000 euros.

Cuenca no lo prohíbe de forma explícita

La Ordenanza Reguladora de la venta, publicidad, distribución y consumo no responsable de bebidas alcohólicas de Cuenca no prohíbe expresamente el consumo de alcohol en la vía pública. En el artículo 11, apartado 2 recoge: “El Ayuntamiento por razones de salud pública o seguridad ciudadana podrá prohibir el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública”. El artículo da lugar a prohibiciones concretas, pero no de forma generalizada. Las infracciones leves pueden alcanzar los 300 euros y las más graves hasta 12.000 euros.

© Castilla-La Mancha Media 2019

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad