Liberada una mujer retenida y torturada por su pareja en un pueblo de Cuenca

pozoamargo cuenca

Alba Córdoba de la Cruz

La Policía Nacional libera en Pozoamargo, un municipio de la provincia de Cuenca, a una mujer víctima de malos tratos que estaba retenida por su pareja. La víctima llevaba días sometida a torturas y actos sexuales especialmente violentos y degradantes, en los que el autor llegó a utilizar instrumentos peligrosos que le causaron lesiones de carácter grave.

La investigación empezó cuando el hermano de la víctima denunciara ante la Embajada de España en Rumanía el pasado 25 de octubre, a través de la sección de investigación de UFAM Central, unas imágenes extraídas de una videollamada en la que se observaban las lesiones.

Un ciudadano rumano había solicitado ayuda urgente tras recibir una videollamada de su hermana, la cual se encontraría retenida por su pareja sentimental en España. El hermano de la víctima facilitó unas imágenes en las que la víctima presentaba el rostro desfigurado tras haber recibido numerosos golpes.

Encerrada en una caseta

Tras las primeras investigaciones urgentes se logró identificar a la víctima y al presunto autor, así como la localidad donde estarían ocurriendo los hechos, tratándose de un municipio de la provincia de Cuenca, Pozoamargo, al que se desplazaron varios agentes que consiguieron localizar la vivienda.

Allí detectaron, junto al domicilio, una caseta de ladrillos donde se encontraba la víctima encerrada bajo llave y en condiciones precarias e insalubres.

?La Policía Nacional libera a una víctima de malos tratos retenida y torturada por su pareja

Los investigadores entraron al interior rompiendo el cristal de una pequeña ventana por la que pudieron liberar a la víctima. Fue trasladada a un centro hospitalario de manera urgente por la gravedad de la lesiones, e incluso la impedían caminar y que la hicieron perder la consciencia en varias ocasiones.

Durante el trayecto hasta el centro hospitalario, los agentes comprobaron que la víctima no habla prácticamente nada de castellano y que únicamente repetía una palabra, que coincidía con el apellido del presunto autor.

Paralelamente, otro equipo de investigadores consiguió averiguar la posible localización de la pareja sentimental en una explotación agrícola, donde lo arrestaron como presunto autor de los delitos de agresión sexual agravada, detención ilegal, lesiones agravadas y malos tratos en el ámbito familiar.

Tras ser puesto a disposición de la autoridad judicial se decretó su ingreso en prisión preventiva.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es; también se presta atención mediante WhatsApp a través del número 600000016, y los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?