Manifestación de las autoescuelas de Toledo por la huelga de examinadores

Redacción CMM

Las autoescuelas vuelven a reivindicar una solución a la situación generada por la huelga de examinadores. Alertan que desde que empezaran los paros a mediados de junio, les está generando enormes pérdidas sobre todo en los meses de verano que es su temporada alta.

Desde el inicio de las huelga, estiman que 150.000 alumnos se han quedado sin examen, y eso está produciendo un bloqueo en los exámenes prácticos. Las autoescuelas de Toledo han secundado las movilizaciones convocadas a nivel nacional para protestar por una situación que, dicen, llevan años sufriendo, y que ahora, se ha visto agravada por la huelga de examinadores.

Un retraso denunciado tiempo atrás

Desde la Asociación Provincial de Autoescuelas su presidente Antonio Gutierrez ha alertado que algunas de la soluciones para desbloquear las pruebas prácticas han sido desviar los exámenes de Madrid a Toledo, ocasionando un mayor colapso de exámenes.

Una carga de trabajo que, al contrario de lo que pudiera parecer, no la sufren las grandes ciudades como Madrid, sino provincias limítrofes como Ciudad Real o Toledo. Un examinador en Madrid realiza de media 1.747 pruebas, mientras que, con menos personal, la media en Toledo supera los 2.000 exámenes, y en Ciudad Real alcanzan los casi 1.900. En todo el país hay 700 examinadores, unos 35 en Castilla la Mancha, que no pierden la esperanza de que se atiendas sus reivindicaciones laborales.

Ante esta situación la demanda ha caído, lo que está condicionando las matriculaciones y son ya muchas las autoescuelas que se están planteando cerrar. Por eso han salido a la calle para reivindicar una solución que sea buena para todos.

Las autoescuelas miran con preocupación a septiembre fecha en la que los trabajadores de la DGT convertirán su huelga en indefinida si no se atienden sus reivindicaciones salariales.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?