Paro de camioneros: 400 camiones toman calles Ciudad Real y reivindican soluciones para el sector

Daniel Urda Banegas

La quinta jornada del paro de transporte continúa generando problemas de suministro en algunas empresas, cortes de carreteras y la paralización de determinados sectores económicos, especialmente de la industria agroalimentaria en diferentes puntos de Castilla-La Mancha.

400 transportistas autónomos y pymes siguen decididos a mantener el paro que amenaza al correcto abastecimiento de alimentos y otros suministros. Hoy mismo, los camioneros se han organizado, sobre todo, en Ciudad Real en una marcha que ha comenzado a las 11:00h y que ha superado la previsión de participantes. Son un centenar los transportistas que han decidido acudir a la llamada de protesta.

La marcha acabará en la subdelegación del gobierno, donde los transportistas presentarán sus reclamaciones.

La marcha ha partido desde Argamasilla de Alba hasta Ciudad Real por la A-43, según ha informado la Plataforma para la Defensa del Sector del Transporte, que ha sido la organizadora de estas jornadas de paro para seguir exigiendo medidas que mejoren sus condiciones.

El ayuntamiento de Ciudad Real ha preparado un importante dispositivo policial con refuerzo de unidades antidisturbios, aunque por el momento no se ha producido ningún incidente.

[video width="640" height="352" mp4="https://admin.cmmedia.es/wp-content/uploads/2022/03/WhatsApp-Video-2022-03-18-at-11.07.30-AM.mp4"][/video]

Transportistas en la carretera de Carrión, en Ciudad Real

Protestas en Puertollano

En Puertollano, una treintena de tractores y cabezas de camión han protestado también por algunas calles del extrarradio de la ciudad en apoyo a los transportistas en paro. Esta marcha ha partido desde la zona del cementerio, ha atravesado la avenida de Andalucía hasta llegar a la calle México.

Tranquilidad en el Polígono de Toledo

El paro de transportistas también se ha dejado notar en algunas empresas del polígono de Toledo, donde en los primeros días de paro hubo varios piquetes informativos.

La situación en Toledo es más tranquila de la que se está viviendo en Ciudad Real. Entre las empresas más afectadas del polígono se encuentra "Embalajes Hermanos Lozano", una empresa familiar que se dedica a la fabricación de pallets de madera.

También ha resultado afectada la multinacional "Schweppes", que tiene paradas desde el lunes todas sus líneas de producción, aunque la plantilla continúa acudiendo al centro de trabajo para elaborar tareas de limpieza.

Allí, hay almacenada mercancía por valor de 3.000 euros que los transportistas no han podido repartir a las empresas de la zona. "Llevamos toda la semana sin trabajar, sin poder salir, realizando tareas de mantenimiento", asegura uno de sus empleados.

Mercamadrid

A nivel nacional, uno de los puntos estratégicos es "Mercamadrid", donde hoy ha mejorado algo la entrada de mercancías. En concreto, ha registrado la entrada del 68% de sus vehículos abastecedores, en relación al mismo día de la semana pasada. A pesar de eso, la compañía logística asegura que sigue sin poder enviar parte de sus cargamentos al resto del país, lo que explicaría el hecho de que el aprovisionamiento se esté viendo más afectado en otras comunidades autónomas que en Madrid.

Medidas de seguridad urgentes

El Ministerio del Interior mantiene hoy el dispositivo de seguridad formado por 23.600 agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, de ellos 1.842 en Castilla-La Mancha, para garantizar el abastecimiento de productos esenciales a la población y actuar ante posibles piquetes violentos.

En el caso de Castilla-La Mancha, el despliegue está compuesto por 440 agentes de la Policía Nacional y 1.402 efectivos de la Guardia Civil, que escoltarán convoyes de suministros, patrullarán y dotarán de seguridad a los centros logísticos y nudos de transporte de mercancías.

Reacciones y claves de las protestas

El presidente regional, Emiliano García-Page, también ha argumentado que el ministro del Interior no tiene la culpa "de que haya piqueteros" pero debe "buscar soluciones" y al respecto ha defendido "aplicar la ley" a quienes están "torpedeando" la economía y los derechos de otros conductores.

La ministra de Economía y vicepresidenta del Gobierno, Nadia Calviño, ha insistido en negar que las protestas de un sector de los transportistas tenga que ser denominada como una huelga, ya que en su opinión se asemeja más a un "boicot", al tiempo que ha aprovechado para reclamar responsabilidad a los manifestantes, a los que considera una minoría.

Además, ha insistido en que "la mayoría de empresarios del sector quiere trabajar y contribuir en este momento a proporcionar seguridad, tranquilidad y sosiego al conjunto de la economía".

Por su parte, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, aseguraba ayer que los convocantes del paro no son representativos y que no les reconoce como interlocutores. Les acusa directamente de estar chantajeando y sometiendo al país. Acusa a VOX de querer obtener beneficios de estas movilizaciones.

¿Problemas de abastecimiento?

María Martínez-Herrera, secretaria técnica de la Asociación de Supermercados de Castilla La Mancha (ASUCAM), ha asegurado en CMM que a pesar de estos parones de transportistas "no podemos hablar de una falta de abastecimiento al uso, porque hay productos " suficientes como para abastecer a toda la población.

Lo que está sucediendo es que el paro de camioneros "está provocando que haya determinados productos que no puedan llegar con normalidad ni a la plataformas ni a la tiendas".

Estos productos se están produciendo con normalidad, pero los problemas los están encontrado a la hora de repartirlos en determinadas zonas, muy localizadas, de la región. "Hay determinadas zonas en Castilla-La Macha donde no te dejan circular".

Los productos que más podrían verse afectados por la dificultad de este suministro serían los productos más frescos, como el pescado, que llegan casi todos los días a las tiendas y supermercados. Aún así, no hay que temer por el desabastecimiento de estos productos.

Sobre la compra masiva de determinados productos, como el aceite de oliva en los supermercados, María asegura que "no es necesario hacer acopio, porque el problema es el paro", no la escasez de esos productos en sí.

"Podemos comprender las reivindicaciones (por la subida de precios), pero creemos que no es el momento de hacer el paro (...) necesitamos volver a la tranquilidad y no hacer ese acopio de productos que estamos viendo en algunos lugares".

"vivimos en un país que es un gran productor de alimentos" por lo que piden a los consumidores que se tranquilicen.

Puedes escuchar la entrevista completa, a continuación:

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?