El sindicato de funcionarios pide mejores condiciones para los profesores itinerantes

Sara Santos Beato

Cada día 300 profesores están obligados a usar su propio coche para desplazarse entre los distintos pueblos donde reparten su jornada laboral. Son los llamados profesores itinerantes.

El sindicato CSIF (Central Sindical Independiente y de Funcionarios) considera abusiva esta situación que desencadenó el Gobierno de María Dolores de Cospedal en 2012 al romper el acuerdo de itinerantes y pide que se revise la situación de este colectivo.

Son maestros singulares ya que su plaza no está en un solo centro educativo, sino repartida entre varios colegios que se encuentran, en ocasiones, en pueblos distintos. Para dar clase, cada día, tienen que ir de un aula a otra y, deben hacerlo, en su propio coche.

Para el sindicato CSIF estos profesores de la escuela rural son los docentes más olvidados del sistema. A parte del peligro diario que supone ponerse cada día, varias veces, en la carretera, están obligados a poner su propio vehículo para trabajar. Además, no reciben la compensación económica que debieran por el kilometraje hecho.

Piden a la Consejería de Educación que se establezca un calendario de negociación y se reponga el acuerdo de itinerancias roto en el año 2012.

Cuenca es la provincia más afectada de la región. En ella trabajan la mitad de los profesores itinerantes de Castilla-La Mancha.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?