Suben a seis los focos de viruela ovina y caprina en Cuenca

incendio ovejas

Redacción CMM

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ha notificado que se han detectado un total de seis focos de viruela ovina y caprina en la provincia de Cuenca, todos ellos en explotaciones del término municipal de Villaescusa de Haro, con una cabaña que suma más de 14.000 cabezas de ganado, que deberán ser sacrificadas.

Según la información publicada este jueves por el Ministerio, también se han detectado tres focos en la provincia de Granada.

En el caso de los focos de Cuenca, han afectado a un centro de concentración de ganado con 890 ovinos, un centro de producción de leche con 7.654 ovinos, un cebadero con 227 ovinos, otro cebadero con 1.877 ovinos, un centro de concentración con 5.075 ovinos y un centro producción de leche, con 591 ovinos.

El Ministerio ha señalado que las autoridades de Andalucía y Castilla-La Mancha están adoptando las medidas de control contempladas por las autoridades europeas, que incluyen:

-el sacrificio de los animales

-eliminación de los cadáveres en planta de trasformación

-limpieza y desinfección oficial de la explotación

-establecimiento de una zona de protección de 3 kilómetros

-una de vigilancia de 10 kilómetros

También se deben reforzar las medidas de bioseguridad y vigilancia en las explotaciones, así como aplicar medidas de restricción de movimiento de animales y productos y la investigación epidemiológica para tratar de identificar el origen del virus, aún bajo estudio, así como los posibles contactos de riesgo que se hayan podido dar, entre otras.

Se trata de una enfermedad no zoonósica que afecta exclusivamente a las especies ovina y caprina, sin que en ningún caso pueda transmitirse al ser humano, ni por contacto directo con los animales ni a través de productos de los mismos.

El origen está en Granada

La localización de este foco en Castilla-La Mancha se produce tras la intensificación de la vigilancia llevada a cabo por los Servicios Veterinarios Oficiales (SVO)  a raíz de la notificación el pasado 22 de septiembre de la presencia de virus de Viruela Ovina y Caprina (VOC) en una explotación de ovino en Benamaurel, provincia de Granada. Poco después se confirmó otro foco en el municipio de Cúllar, Granada.

En el marco de la investigación epidemiológica por la detección de movimientos de corderos desde el municipio de Benamaurel que tenían como destino explotaciones en la provincia de Cuenca, los veterinarios oficiales de Castilla-La Mancha han notificado la detección de un tercer foco de la enfermedad en un centro de concentración de ovino localizado en el municipio de Villaescusa de Haro, en la provincia de Cuenca.

EFE/CMM

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?