Tensión con Austria y defensa del "alma cerámica": el debate en la Unesco

Unos tres cuartos de hora en vilo. Lo que ha durado el debate en la reunión XIV Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Unesco  y que finalmente ha considerado en su decisión que “los procedimientos de fabricación, decoración y esmaltado de este tipo de cerámica siguen siendo artesanales e idénticos a los practicados en el siglo XVI”.

Beligerante durante este debate la delegación austríaca, porque no les convence ni que sea conjunta ni que México tenga una especie de denominación de origen. Pero la delegación mexicana explica que es para evitar la competencia desleal.

Desde España, una respuesta férrea. El embajador de España en la Unesco, Juan Andrés Perelló, ha dicho que “están resueltas las dudas”, y ha pedido considerar que por primera vez Europa y Sudamérica suman fuerzas para defender una candidatura de este tipo, “como en su día lo hizo China con el Galeón de Manila”.

“Son muchas generaciones perpetuando esta artesanía, es inmenso el amor que modelan los artesanos a través de sus manos en cada pieza, muchas irrepetibles, esa expresión no es barro modelado, es amor al arte”

Con todo, ha asegurado que la cerámica “es amor al arte fundido al calor del horno”, por lo que “hay que perpetuarlo”. A preguntas de Austria sobre las intencionalidades económicas de esta producción cerámica, ha rebatido diciendo que son “argumentos débiles” que hubieran quedado resueltos si el equipo evaluador “se hubiera aplicado en la tarea” de confirmar las motivaciones de cada candidatura.

Apoyo de países como Kuwait, Cuba o Guatemala

Argumentos que apoyan países como Kuwait, Cuba o Guatemala. Y tenso debate. Las resoluciones se examinan punto por punto y finalmente 19 de los 24 países votan sí.

A las once y cuarto de la noche hora española la noticia, con anécdota incluida por el turno de palabra. Felicitaciones porque ya es Patrimonio inmaterial de la Humanidad.

Según el organismo, algunos alfareros y ceramistas realizan todas las etapas de fabricación, mientras que otros se especializan en tareas específicas. “En su mayoría, los depositarios de los conocimientos relativos a esta fabricación artesanal (…) son maestros alfareros y ceramistas que han adquirido sus competencias con el correr del tiempo y las han transmitido oralmente a las jóvenes generaciones, ya sea en sus talleres o en el seno de sus familias”, resaltó.

La Unesco también ha valorado que cada taller posee “una identidad propia que sobresale en detalles específicos de los modelados, ornamentaciones, colores y esmaltes de las piezas.

© Castilla-La Mancha Media 2020

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad