TRAS EL TOQUE DE CAMPANAS MANUAL

Maderadas como la de los gancheros del Alto Tajo, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

Este jueves las maderadas de Guadalajara y otros han logrado el reconocimiento de la UNESCO

Varios gancheros dentro del agua durante la Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo, a 27 de agosto de 2022, en Guadalajara, Castilla La Mancha (España). Esta festividad, que se celebra desde hace diez años en el Alto Tajo, se trata de un homenaje a los gancheros que realizaron un esfuerzo para arrastrar los troncos hacia el río y, una vez allí atarlos y guiarlos hasta la orilla en un trabajo en el que no siempre acompaña la corriente. A través de esta fiesta ganchera se trata de mantener el recuerdo, hacer un homenaje a las actividades rurales tradicionales y la cultura de la gente, así como fomentar la convivencia.
27 AGOSTO 2022;FIESTAS;FESTIVIDAD;FIESTA POPULAR;TRANSPORTE DE TRONCOS;BOINA;CHALECO;TRAJE REGIONAL;
RAFAEL MARTÍN / Europa Press
(Foto de ARCHIVO)
27/8/2022

Varios gancheros dentro del agua durante la Fiesta de los Gancheros del Alto Tajo, a 27 de agosto de 2022, en Guadalajara, Castilla La Mancha (España). Europa Press

Susana Palomo Gómez

La Unesco reconoce la maderada como Patrimonio Mundial Inmaterial. La técnica de transporte fluvial de la madera y que hizo famosa a la provincia de Guadalajara por los gancheros del Alto Tajo, ha sido incluida este jueves en la lista de patrimonio inmaterial de la humanidad, a petición de España y de otros cinco países europeos.

La decisión se ha tomado durante el XVII Comité Intergubernamental para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad de Unesco que se celebra en Rabat, y esta candidatura fue presentada, además de España, por Austria, República Checa, Alemania, Letonia y Polonia.

La maderada, o transporte fluvial de la madera, en Alemania, Austria, Chequia, España, Letonia y Polonia tiene su origen en la Edad Media, cuando se utilizaban balsas para transportar madera, mercancías y personas aprovechando las corrientes naturales de agua.

Según los promovedores de la candidatura de esta práctica, las balsas de madera, que miden hasta 600 metros de largo, 50 de ancho y 2 de alto, se utilizan hoy en día principalmente para navegar por los ríos en estos países.

Se trata, según ellos, de una práctica que reúne conocimientos tradicionales y saberes relacionados con la fabricación y navegación de balsas en vías fluviales, y se centra, en particular, en la construcción de balsas de madera y el transporte de troncos, así como en el conocimiento de la naturaleza y sus elementos.

Todos los balseros comparten el mismo estilo de vida, vocabulario específico y hábitos que se transmiten de generación en generación durante siglos, aunque no existe una regla universal para la selección de la madera, el aparejo de los troncos y la navegación.

En España, además de Castilla-La Mancha, esa práctica se centra en las comunidades de Aragón, Cataluña, Navarra y la Comunidad Valenciana.

El presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha celebrado a través de su cuenta de Twitter que este reconocimiento es una "noticia extraordinaria" para los bienes culturales, "esos que se transmiten de generación en generación" y son "parte de nuestra raíz".

Entre martes pasado, primer día de su reunión, y jueves, el Comité de Patrimonio Inmaterial de la Unesco ha incluido en la lista 35 candidaturas del medio centenar presentadas. 

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?