Guerra en Ucrania, al minuto | La Duma rusa ratifica los tratados de anexión de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia

Daniel Urda Banegas

La Duma o cámara de diputados rusa aborda la ratificación de los tratados internacionales de anexión firmados por la Federación Rusa con las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia.

"El lunes abordaremos la introducción de enmiendas a las leyes constitucionales y también la ratificación de los tratados internacionales", dijo el domingo a la televisión pública Viacheslav Volodin, presidente de la cámara baja del Parlamento.

Además de los tratados, el domingo también fueron remitidos a la Duma los proyectos de ley constitucional para el ingreso de esos territorios en su nuevo Estado.

Condiciones de las anexiones

Según los documentos, en esas cuatro regiones la lengua oficial será el ruso, aunque se permitirá el empleo del ucraniano, y la moneda nacional, el rublo.

Mantendrán su nombre tanto las repúblicas populares de Donetsk y Lugansk como las regiones de Jersón y Zaporiyia.

Putin reconoció que Rusia no controla aún todo el territorio anexionado, donde hay combates y el Ejército ucraniano continúa su ofensiva.

"Sí, en esas regiones tienen lugar combates. Debemos tener en cuenta ese factor y hacer todo lo que está en nuestras manos para liberar el territorio de la Federación Rusa", dijo.

El martes le tocará el turno de ratificación al Consejo de la Federación, el Senado ruso, tras lo que el presidente promulgará la correspondiente ley federal.

El Tribunal Constitucional de Rusia aprobó el domingo los tratados de anexión firmados el viernes en el Kremlin por el presidente, Vladímir Putin, y los líderes separatistas de las regiones ucranianas.

Los mismos pasos que en Crimea

Putin está siguiendo los mismos pasos que dio cuando Rusia se anexionó en 2014 la península ucraniana de Crimea, que también celebró un referéndum y se integró en la Federación Rusa tras un proceso de incorporación exprés.

Al respecto, el Constitucional también dio el visto bueno a la anexión, al igual que ambas cámaras del Parlamento ruso.

Entonces Putin se dirigió al pueblo ucraniano en un discurso televisado para garantizarle que Moscú no buscaba "la división de Ucrania" y no pretendía anexionarse "otras regiones".

Según los expertos, la anexión de esos territorios ocupados parcialmente por el Ejército ruso exigirá la reforma de la Constitución, ya enmendada hace dos años en un controvertido referéndum para que Putin pueda seguir en el poder hasta 2036.

Entonces también se introdujo una cláusula que prohíbe al jefe del Estado ceder a otro país territorios que pertenezcan al Estado ruso.

La anexión obligará a enmendar el artículo 65 de la Carta Magna rusa, que incluye 85 entes federales, que pasarán a ser ahora 89. EFE

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?