"Ningún juez, ni policía, ni profesor me ha hecho justicia; lo he hecho yo misma, por los míos y por los que me quieren"

Alfredo Madridano Gutierrez

Resistiré: Sobreviví al acoso escolar y aquí estoy para contarlo

La escritora alza la voz para denunciar este problema real, actual, que no es cosa de niños, y que viven diariamente niños, niñas y adolescentes de todos el mundo. "Las cosas de niños son un día en el patio: hay una discusión o hay una pelea. Pero cuando eso, esa violencia ya perdura durante un periodo de tiempo largo... eso ya es acoso. Y el acoso al final es un delito". Una situación que se ha agravado en los últimos tiempos con las redes sociales, que se han convertido en un escenario: "no es lo que se vive solo en el centro educativo, sino ya es en la calle cuando sales o en tu casa te llegan mensajes. Es salir de una cárcel y meterte en otra, que es tu vida".

"Que se abran, que lo cuenten, que se apoyen en sus amigos, en sus familiares y que nunca piensen que tienen la culpa de lo que les está sucediendo", es el consejo que De Agustín da a quienes sufren acoso escolar, basándose en su propia experiencia y en el apoyo que siempre ha recibido de sus padres en todo momento "Siempre me creyeron, siempre lo vivieron a mi lado, siempre lucharon y fueron los que me echaron para adelante siempre. Gracias a ellos estoy aquí hoy". Fue su padre quien animó a Natalia a dar el paso y escribir su historia "contar mi experiencia, contar toda mi historia y así ayudar a otros niños también".

El libro "Resistiré" ya va por su tercera edición, aunque desde la primera publicación, Natalia de Agustín comenzó a recoger el apoyo del público. "Nunca me esperé que todos los comentarios que me me llegaran fueran tan buenos, tan positivos y que hubiera un feedback tan grande y tan bueno por parte de toda la gente, ya sea de España, de fuera de España o de Madrid". Una experiencia bonita, pero también difícil "porque conoces muchos casos" similares a los que ha vivido.

"Cuando vives una cosa tan traumática desde tan pequeña, al final tu carácter se va formando en base a eso. Y yo sé que soy una persona muy empática y me gusta mucho eso, luchar contra las injusticias sociales".

Con cuatro años, Natalia de Agustín comenzó su carrera en el deporte y ahora es doble campeona de kenpo karate. Un arte marcial que ha ayudado a la joven a superarse y enfrentarse al día a día. "Era como una vía de escape" a las agresiones que desde el colegio soportaba. "Al final en el deporte todo es mucho más sano, es todo una familia y te das cuenta de que el problema no lo tienes tú, aunque eso es bastante obvio".

No puedes mirar hacia otro lado

Algo falla en el sistema "desde los docentes, por la formación, por la manera de llevarlo; hasta los jueces y otras personas que realmente podrían parar esto y que podrían hacer justicia. Creo que ahí está la base de todo lo que es el acoso mal llevado".

Sobre si el problema es la falta de información o de cómo actuar en los centros educativos ante casos como el suyo, ella lo tiene claro: "No creo que haya falta de información. Creo que el acoso es algo que se conoce. Creo que es algo que se ve. No puedes mirar hacia otro lado. Es algo que sabes que existe y sabes que lo hay". "Lo sabes cuando cuando ves a la víctima aislada, cuando ves que su conducta ha cambiado, que su estado de ánimo ha cambiado, el miedo de ir al cole. Son esos pequeños detalles los que te van dando la certeza de que es acoso escolar"

Natalia de Agustín está estudiando Imagen y Sonido y escribiendo su segundo libro "que espero que vaya muy bien y que tenga tanto éxito como este o más".

Entrevista a Natalia de Agustín en Estando Contigo

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?