Acuerdo en el Consejo Europeo: "Trato especial" para la Península Ibérica para gestionar los precios de la electricidad

Consejo Europeo energía

Elena Labrado Calera

Úrsula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, ha anunciado que los líderes europeos sí han acordado que la Península Ibérica tenga un "tratamiento especial" para gestionar los elevados precios de la electricidad y la energía. Esto se debe a que el mix energético de España y Portugal es, sobre todo, a base de energías renovables y solo un pequeño porcentaje depende del gas. Además, se reconoce la escasa interconexión eléctrica de su territorio con el resto de Europa.

Ahora, ambos gobiernos tendrán que presentar sus propuestas a la Comisión Europea para que las avale.

"Hemos acordado un trato especial para la Península Ibérica de forma que puedan gestionar esta situación tan específica en la que se encuentran y manejar los precios energéticos", ha señalado von der Leyen, tras una reunión que se ha prolongado durante casi diez horas y en la que ha habido momentos muy tensos.

Además, la Comisión Europea presentará opciones de mecanismos para desacoplar el mercado de gas y electricidad el próximo mayo, ha indicado la conservadora alemana, una propuesta que busca evitar el efecto contagio de los elevados precios del gas en el mercado al mercado mayorista de la electricidad y al precio de la luz.

Acuerdo para la compra de gas a EE. UU.

También la presidenta de la Comisión, Ursula von der Leyen, ha anunciado esta tarde un acuerdo con EE.UU para reducir la dependencia de Europa del gas ruso: "Estados Unidos nos va a proporcionar, al menos, otros 15.000 millones de metros cúbicos de gas natural licuado este año", ha señalado.

El presidente de Estados Unidos ha celebrado el compromiso de la Unión Europea para "reducir rápidamente su dependencia" de los hidrocarburos rusos a pesar de que esto tendrá un "coste" para el club comunitario, al tiempo que ha asegurado que Washington trabajará con sus "socios internacionales" para garantizar "al menos" esos 15.000 millones de metros cúbicos adicionales de GNL" para Europa en 2022.

La Unión Europea lleva varios años aumentando sus compras de gas natural licuado a Estados Unidos, que el pasado año alcanzaron los 22,2 bcm, lo que significa que ambos socios aspiran a elevar un 67,5 % las entregas de este combustible fósil.

El objetivo, explicó Biden, es alcanzar en 2030 una cota de importaciones estadounidenses de GNL de 50 bcm, algo que a su juicio "no entra en conflicto" con los objetivos climáticos pero "llevará algún tiempo" por la necesidad de construir infraestructuras que permitan descargar barcos metaneros.

Agencias/CMM

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?