AYUDA AL COMBUSTIBLE

¿Cómo ahorrar gasolina para hacer frente al fin del descuento?

El 1 de enero finaliza el descuento de 20 céntimos de euros para la gasolina, y para ellos los expertos dan algunos consejos.

Redacción CMM

Muchos españoles que tienen que desplazarse habitualmente en coche o en moto para ir al trabajo o a estudiar están pensando cómo pueden ahorrar en combustible para aliviar un poco al bolsillo del fin del descuento de 20 céntimos de euros para la gasolina, y para ellos los expertos dan algunos consejos.

Oscaro, plataforma de venta de recambios "online", da diez consejos para ahorrar en combustible mientras se conduce y dar así un respiro a los bolsillos:

  • Lleno, no, gracias: cuanto más cargado de combustible esté el vehículo, mayor será su peso y necesitará más energía para moverse, con lo que a la hora de repostar lo más recomendable es evitar llenar el tanque hasta el 100 % de su capacidad.

  • Usar el combustible correcto: algunos vehículos necesitan utilizar combustibles de una mejor calidad, como los de gama alta, pero según la plataforma la mayoría de los coches pueden funcionar perfectamente con un combustible medio, ya que cumple con los estándares de calidad europeos.

  • Limpieza de los componentes internos: existen productos en el mercado que empleados de manera correcta pueden reducir el consumo de combustible en hasta un 30 %, como los aditivos para carburantes, que limpian los inyectores encargados de suministrar combustible al motor, que mejoran el flujo de gasolina o diésel y aumentan el rendimiento del vehículo.

  • Vigilar la velocidad: una de las mejores maneras de hacer un uso eficiente del carburante es mantener constante la velocidad del vehículo y para ello se puede valer de la llamada velocidad de crucero, una función que gran parte de los coches que circulan hoy en día tienen disponible.

  • Utilizar las marchas apropiadas: si se conduce con el coche a muchas revoluciones se estará quemando más gasolina de la cuenta, y lo mismo ocurrirá si se conduce a pocas revoluciones, ya que el inyector estará más abierto de lo necesario haciendo que pase más gasolina al motor.

  • Sí al freno del motor: utilizar el punto muerto cuando se aproxima el vehículo a un semáforo e ir frenando gradualmente es algo que, al contrario de lo que piensa mucha gente, consume más gasolina de la que se piensa. Sin embargo, el utilizar el freno motor y levantar el pie del acelerador, hace que no entre más gasolina y que el vehículo se vaya deteniendo gradualmente por sí solo.

Haciendo esto, según la plataforma, se logra reducir el consumo de combustible y se alarga la vida útil del embrague y de los frenos.

  • Vigilar el estado de los neumáticos: si las ruedas no tienen la presión idónea que indica el fabricante o la banda de rodadura está muy desgastada, se estará aumentando el rozamiento del neumático en el asfalto y, por tanto, el vehículo necesitará más potencia para desplazarse.

  • Reducir la carga: reducir el equipaje es una buena manera de empezar ahorrar porque cuanto más cargado esté el vehículo, más combustible necesitará para desplazarse.

  • Más vale prevenir que pagar: además de los aditivos para vehículos diésel o gasolina, existen también otros para proteger motores y circuitos de inyección, que permiten reducir la acumulación de carbonilla, la emisión de humos y otros gases, y economizar el uso de combustible en el vehículo.

  • Compartir es ahorrar: aprovechar al máximo el número de ocupantes de un vehículo para poder repartir el coste de combustible entre compañeros de trabajo o de estudios que vivan cerca para ir juntos al destino. 

EFE

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?