El Consejo de Ministros aprueba la Ley de Trata para combatir el tráfico de seres humano

El objetivo de la norma, según Igualdad, sería garantizar a todas las víctimas de trata sus derechos, incluyendo el permiso de trabajo y residencia, sin obligarles para interponer una denuncia o colaborar con la investigación criminal

Imagen del interior de un burdel/ Foto de Archivo

Imagen del interior de un burdelEUROPA PRESS

redacción CMM

El Consejo de Ministros aprobará en primera lectura esta martes la Ley de Trata para avanzar en la lucha contra el tráfico de seres humanos. Así lo ha anunciado este lunes el presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

   "Mañana vamos a aprobar en Consejo de Ministros la primer ley integral de trata de seres humanos para avanzar en la lucha contra las mafias" contra el tráfico de mujeres y hombres "y sobre todo niñas y niños" ha señalado.

En el homenaje dedicado a Almudena Grandes un año después de su fallecimiento, Sánchez ha indicado que se trata de un paso más para combatir esta realidad "insoportable".

El Ministerio de Igualdad anunció la aprobación de esta norma para el Consejo de Ministros del 15 de noviembre. Sin embargo, fuentes de este departamento reconocían que no había todavía acuerdo para establecer a partir de qué momento las mujeres en situación irregular pueden tener permiso de residencia y trabajo.

Este punto sería fundamental para el departamento que dirige Irene Montero que en varias ocasiones ya ha defendido la necesidad de que todas las víctimas de esta lacra en situación administrativa irregular necesitan estar regularizadas para poder abandonar su situación y conseguir un trabajo. Así, el objetivo de la norma, según Igualdad, sería garantizar a todas las víctimas de trata sus derechos, incluyendo el permiso de trabajo y residencia, sin obligarles para ello a que interpongan denuncia o colaboren con la investigación criminal.

Y en este sentido, el Ministerio de Igualdad propone que la Delegación de Gobierno contra la Violencia de Género forme parte del mecanismo de identificación y acreditación de las víctimas de trata, y que éste no sea exclusivamente policial.

La norma finalmente no fue a ese Consejo de Ministros, del que estaba ausente la ministra de Justicia, Pilar Llop, por Covid-19. Tampoco se aprobó en el del pasado 22 de noviembre, aunque la secretaria de Estado de Igualdad, Ángela Rodríguez, resto importancia a este supuesto retraso negó que se debiera a discrepancias sobre el contenido de la norma. Asimismo, insistió en que se trata de una ley, que "lleva años de retraso" y que es de "todo el Gobierno".

Rodríguez denunció la semana pasada "el margen de impunidad vergonzante" que existe en el país en esta materia, debido a que los delitos "no han sido sancionados como debieran" y a que "las víctimas no están protegidas como deben serlo".

Y, en este sentido, señaló que, para Igualdad, lo "más importante" que contiene esta norma es la creación de un mecanismo nacional de derivación "que va a permitir que estas mujeres sean identificadas desde el primer minuto con acceso a un permiso de residencia y trabajo que le corresponda, dependiendo del momento procesal de la identificación, lo que va a permitir que se puedan recuperar".

Pero a pesar de las diferencias, Rodríguez considera que la norma es "un buen ejercicio de síntesis" realizado con las miradas "judicial, policial y feminista entre todos los ministerios". "Sin todas ellas no sería una buena ley", ha apuntado.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?