Día Mundial del Sida: 40 años de la pandemia que ha dejado 36 millones de muertes

Día Mundial del Sida

Daniel Urda Banegas

Hoy es el Día Mundial del Sida y coincide con una fecha importante, ya que se cumplen 40 años desde la primera vez que escuchamos hablar de esta enfermedad. La infección por VIH fue uno de los problemas de salud más importantes del siglo XX, que se ha cobrado más de 36 millones de vidas desde 1981 hasta la fecha, según las estadísticas mundiales que maneja ONUSIDA.

En España se diagnostican 3.500 nuevos casos cada año

En nuestro país se diagnostican cada año 3.500 nuevos casos de VIH. De hecho, en nuestro país hay entre 130.000 y 160.000 personas infectadas por el virus y el 13% lo desconoce. En la lucha contra esta enfermedad, el Registro Español de Estudios Clínicos (REEC) recoge más de 150 ensayos para VIH en la actualidad. Asimismo, la industria farmacéutica innovadora tiene en desarrollo casi 160 medicamentos y vacunas contra el VIH en todo el mundo, según las cifras de la patronal europea EFPIA.

A pesar de ello, aún queda mucho por hacer. Acabar con el sida en 2030 es uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, pero otra pandemia, la del covid-19, amenaza esa meta, al perturbar los esfuerzos de prevención, toma de conciencia y tratamiento de esta enfermedad, advierten los expertos.

40 años de la pandemia del SIDA

Hace 40 años, el 5 de junio de 1981, el Morbidity and Mortality Weekly Report informó de cinco casos de neumonía por un hongo denominado entonces "pneumocystis carinii", ligado a una supresión del sistema inmunológico, en cinco jóvenes de Los Ángeles, lo que se considera el primer registro oficial de enfermos de sida.

Desde entonces, esta enfermedad ha causado casi 35 millones de muertes (siete veces más que las provocadas hasta ahora por la covid-19), aunque la mortalidad ha bajado desde que hace unos 20 años se alcanzaran máximos anuales en contagios y fallecimientos.

Desde 1998, el año en el que hubo más infecciones de VIH (2,8 millones) éstas se han reducido en casi la mitad (1,5 millones en 2020) y las muertes, tras su pico en 2004 (1,8 millones), han caído a un tercio de lo que eran ( 680.000 el pasado año). Para ello ha sido vital que el número de personas con acceso a antirretrovirales haya pasado de sólo 560.000 a principios de este siglo (una de cada 40) a más de 28 millones en la actualidad.

África sigue concentrando buena parte de los seropositivos (25,3 millones) y de las muertes relacionadas con el sida (460.000), seguida por Asia (5,7 millones de portadores de VIH y 140.000 muertes), de acuerdo con cifras de 2019. Sudáfrica sería el país con mayor número de casos diagnosticados con esta enfermedad.

Unicef ha informado de que alrededor de unos 120.000 niños murieron en 2020 por causas vinculadas al sida. Al menos 310.000 niños de todo el mundo se infectaron de VIH a lo largo de 2020 (un niño cada dos minutos).

Un 40% no quiere a personas con VIH en su entorno laboral

El sida no sólo está ligado a cuestiones sanitarias sino también sociales. Los seropositivos siguen sufriendo discriminación en ámbitos como el laboral.

En este sentido, un sondeo publicado por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) revela que alrededor de un 40 % de los encuestados afirman no estar de acuerdo con la integración de personas con VIH/sida en su ámbito laboral.

Todavía más, un 60 %, apoyan la obligatoriedad de las pruebas del VIH en el trabajo, según el sondeo realizado entre 55.000 personas de medio centenar de países también con motivo del Día Mundial del Sida.

Estas actitudes estigmatizadoras y discriminatorias se ven alimentadas por el desconocimiento acerca de la transmisión del virus, ya que un preocupante porcentaje, de más del 70 %, creen que pueden contagiarse con un simple abrazo o apretón de manos.

"Resulta chocante que, tras 40 años de epidemia de VIH y SIDA, los mitos y las ideas erróneas sigan estando tan extendidas", afirmó al comentar el estudio la jefa de la Sección de Género, Igualdad, Diversidad e Inclusión (GEDI) de la OIT, Chidi King.

Del lado positivo, el estudio indica que las regiones donde más persiste el estigma hacia los seropositivos son Asia y el norte de África, donde casi la mitad de su población se muestra en contra de integrar a las personas con VIH en el ámbito laboral.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?