Pablo Casado reconoce los malos resultados en Cataluña pero culpa a la "tormenta perfecta" creada por "La Fiscalía, el CIS y los medios públicos"

El presidente del PP, Pablo Casado, ha reconocido este martes que “los resultados en Cataluña han sido malos y nos obligan a tomar nota”, a pesar de esto le ha echado la culpa a la “perfecta tormenta de arena preparada por la Fiscalía, el CIS y los medios públicos”.

Además, ha anunciado que el PP dejará su sede nacional, situada en la calle Génova de Madrid porque a su juicio no deben seguir “en un edificio cuya reforma se está investigando”.

Actualmente la Audiencia Nacional está juzgando el supuesto pago en negro de la reforma de esta sede, un coste de 888.000 euros que presuntamente provenían de la caja B del partido, que sienta en el banquillo al extesorero del PP Luis Bárcenas.

El PP no dará más explicaciones sobre asuntos personales del pasado

Casado ha argumentado que su partido debe apostar “por una regeneración justa sin actitudes inquisitoriales” y ha asegurado que el PP nunca más dará explicaciones cuestiones personales del pasado que hayan perjudicado al partido, en alusión a la corrupción.

Además, ha reafirmado su apuesta por el “centro político” tras denunciar ataques al PP en la campaña electoral catalana, una “tormenta perfecta” donde acusa al PSOE de usar la Fiscalía a su favor para inflingir al PP daño electoral.

Ante dirigentes y barones del PP, Casado ha dicho que reafirma como “hoja de ruta” el discurso que pronunció en la moción de censura de Vox contra Pedro Sánchez, cuando rompió con Santiago Abascal, y ha defendido que el proyecto del PP es “de centro derecha moderado y transversal”.

 

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad