Refugiados sirios acampados en un parque de la M-30

Redacción CMM

Tras pasar mas de diez días durmiendo a la intemperie y vivir en un parque cercano a la mezquita de la M-30, los 80 refugiados que cruzaron las fronteras de nuestro país a través de Melilla han encontrado un lugar donde poder dormir gracias al dispositivo de acogida del MEYSS (Ministerio de Empleo y Seguridad Social) . Un grupo que tras pasar por varios centros de la Cruz Roja llegó a Madrid.

Esta pasada noche, 41 refugiados procedentes de Siria, han podido dormir sobre un colchón. Gracias al convenio con la entidad de ACCEM dentro del plan de acogida han sido alojados por la Secretaría General de Inmigración en dos hoteles de la provincia Guadalajara y otros diez de la Comunidad de Madrid. Por el momento podrán estar durante tres días en estos hoteles, mientras se buscan "otras alternativas". El resto de refugiados que no ha querido reubicarse ha preferido  seguir con su rumbo hacia Europa Central.

Al menos 30 de ellos son menores de edad, los cuales han recibido asistencia del Samur Social y de varias ONG españolas. Además, la asociación AWNAR de mujeres marroquíes en España clamaba la colaboración de la comunidad musulmana. Aun así, diferentes asociaciones reclaman más medios para poder afrontar esta situación.

El Ayuntamiento de Madrid ha sido muy criticado por no dar una respuesta rápida a esta situación, pero desde el consistorio han subrayado que es el Estado el que tiene las competencias para dispensar ayuda. El presidente de la Red Española de Inmigración y Ayuda al Refugiado, Daniel Méndez, ha pedido al Ministerio de Empleo y Seguridad Social y a su Secretaria General, Marina del Corral, "claridad sobre el futuro que se va a dar a estas personas así como máxima cooperación a la Comunidad de Madrid y a la corporación para localizar a los más de 12 que abandonaron el grupo y no desearon participar del proceso ofrecido por el MEYSS".

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?