NO SE VOTARÁ ESTE JUEVES EN EL PLENO

El Senado acatará la decisión del Constitucional, que frena la reforma del poder judicial

El Gobierno asume la decisión del TC pero lo califica de "de gravedad máxima"

Tribunal Constitucional TC

La decisión del Tribunal Constitucional ha generado ya respuesta por parte de las instituciones.

Redacción CMM

El Senado y el Congreso de los Diputados acatarán la decisión del Tribunal Constitucional, que ha paralizado las reformas previstas en el poder judicial y que estaba previsto que se debatieran este jueves en la Cámara Alta tras ser aprobada la reforma del Código Penal en el Congreso.

Esta decisión no tiene precedentes. Y después de que el Tribunal Constitucional haya paralizado, como había solicitado el PP, la tramitación parlamentaria de estos cambios se ha estimado la medida cautelarísima solicitada por el PP gracias a la mayoría conservadora del tribunal, que ha hecho valer sus seis votos frente a los cinco del bloque progresista.

Se trata de una decisión histórica, sin precedentes en nuestra democracia habida cuenta de que es la primera vez que el Constitucional paraliza una ley en tramitación en el Parlamento.

Esta decisión conlleva la paralización inmediata del trámite parlamentario, de manera que impide la votación que tenía previsto llevar a cabo el Senado este jueves para dar el aval definitivo a la reforma legal, tras la luz verde del Congreso.

Como era de esperar, el tribunal se ha fragmentado en dos bloques que ya desde el inicio del pleno a las 10.00 horas tenían posiciones enfrentadas respecto a las cuestiones a resolver.

Primero se votó la avocación a Pleno del recurso del PP y salió con siete a cuatro, la única votación en la que un progresista se sumó a al sector conservador. El resto fueron todas seis a cinco.

Eso sucedió con la admisión a trámite del recurso de amparo del PP y con el rechazo a las recusaciones solicitadas por Unidas Podemos y el PSOE para apartar a su presidente, Pedro González Trevijano, y al magistrado Antonio Narváez, del pleno que iba a decidir si paralizaba la tramitación de los cambios en el Poder Judicial.

Precisamente, este último resultado ha sido clave, porque ya otorgaba la mayoría conservadora para la votación del ultimo punto del orden del día y el más importante, que no era otro que la cautelarísima del PP, porque de lo contrario, la mayoría hubiera correspondido a los progresistas por cuatro a cinco, al salir Trevijano y Narváez.

Así, tras doce horas del inicio del pleno, las últimas tres consagradas solo al debate y votación de la cautelarísima, el tribunal de garantías ha estimado la petición del PP y frenado los cambios legales en marcha en el Parlamento.

Congreso y Senado acatan la decisión del Constitucional

El presidente del Senado, Ander Gil, ha asegurado que acata y cumplirá la decisión del Tribunal Constitucional de paralizar la tramitación parlamentaria en la Cámara Alta de los cambios en el Poder Judicial pero ha alertado de los peligros que comporta este modo de proceder del Constitucional.

En una declaración institucional desde el Salón de Pasos Perdidos del Senado, Gil ha manifestado que la suspensión de la tramitación de una ley supone "un grave quebranto" en el sistema democrático "y nos conduce a todos a una crisis institucional del Estado sin precedentes en nuestra democracia". 

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha afirmado que acata la decisión del Tribunal Constitucional de suspender la tramitación de la reforma del Código Penal, un hecho que "carece de precedentes en la historia" parlamentaria constitucional pero afirma que defenderá la autonomía del poder legislativo.

"A la mayor brevedad esperamos ser oídos y presentar en el tribunal nuestros argumentos para defender la autonomía parlamentaria", ha dicho esta noche en una declaración institucional realizada en el Salón de Pasos Perdidos del Palacio del Congreso

El Gobierno ha asegurado que por lealtad institucional, hay que acatar la decisión del Tribunal Constitucional que paraliza la tramitación parlamentaria de la reforma judicial pese a considerar que es "de una gravedad máxima" y adoptada mediante un procedimiento "insólito".

Así se ha expresado en nombre del Ejecutivo el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, en una declaración institucional en el Palacio de la Moncloa tras conocer esa decisión del Tribunal Constitucional.

Por su parte, el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo valora que con esta decisión "nuestra democracia sale fortalecida".

En el mismo sentido, se han pronunciados los líderes de Vox y Ciudadanos.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?