B.1.617: ¿está la variante india del coronavirus detrás de la dramática ola de contagios?

Redacción CMM

Hace unas semanas, la India celebraba festividades religiosas multitudinarias, como el Kumbh Mela. Centenares de miles de personas, trajes coloridos, música y comida. También hubo concentraciones políticas del partido gobernante y, por supuesto, reuniones familiares. Tenía menos de 15.000 casos confirmados diarios, pocos para un país de 1.300 millones de habitantes. Pero todo comenzó a cambiar a finales de marzo: los contagios empezaron a subir sin control hasta los 380.000 actuales.

¿Qué ha ocurrido?

Se estudia si detrás de ese cambio tan drástico está una nueva variante, la B.1.617. Sus versiones "doble mutante" y "triple mutante” han aparecido en India hace prácticamente un mes, y no habían sido vistas antes en ninguna otra parte del mundo. Los tiempos coinciden, pero correlación no implica causalidad; no está claro que lo haya provocado. Las autoridades sanitarias globales estudian si nos enfrentamos a una nueva y peligrosa variedad que provoca la covid-19. Presente sobre todo en India, Reino Unido y Estados Unidos. En España, se estudia un posible caso en Valencia, que de momento parece de la variante británica,

La B.1.617 es una mutación del virus originado en china. Básicamente, han cambiado dos o tres de las 30.000 "letras" que contiene el ARN del virus. Esa es la cadena de nucleótidos donde el virus lleva las instrucciones para replicarse una vez que ha invadido una célula. Esos pequeños cambios parece que podrían hacer a la B.1.617 más contagiosa porque “encajaría” mejor en el receptor de la célula que el virus quiere infectar.

“Según nuestros modelos […] La B.1.617 muestra una ratio de crecimiento mayor que otras variantes que circulan en la India, lo que sugiere un aumento del potencial de transmisividad”,  se puede leer en el último informe de la OMS, hecho público este miércoles.

No solo podría ser más contagiosa, sino más resistente a las vacunas, asegura la propia organización internacional de salud. De momento, la OMS la sitúa aún dentro de las “variantes de interés”, un grado menos de riesgo demostrado que las ya comprobadas “variantes de preocupación” (la británica B.1.1.7, la sudafricana B.1.351 y la brasileño-japonesa B.1.1.28.1, alias P.1)

Una cuestión de probabilidades

Para Jorge Laborda, catedrático de Bioquímica y Biología Molecular de la UCLM, es bastante probable que la nueva variante sea en efecto más contagiosa, y que esté detrás de este drástico aumento de casos en India.

Laborda lo explica de la siguiente manera: El virus tiene “una cara”. Las células, “una máscara” como sistema de seguridad, para dejar entrar solo a aquello que encaje. Si el virus acopla bien su cara en la máscara, entra y la infecta.

Al mismo tiempo, el cuerpo genera unas defensas, los anticuerpos, que simulan una máscara para que el virus se encaje ahí y destruirlo. Ahora bien, ¿qué pasa si, por medio de una mutación, cambian algunas de las características de “la cara” del virus? ¿Si le aumenta la nariz, o la mandíbula se hace más pequeña?

Puede ocurrir que encaje peor, mejor o igual, tanto con la máscara de la célula (capacidad de infectar) como con la máscara de los anticuerpos (efectividad de las vacunas o del sistema inmunitario).

Lo que sí se sabe, por la teoría de la evolución, es que prevalecerán aquellas mutaciones, de los miles que se producen, que facilite el contagio. Es decir, una variante más contagiosa acabará siendo la más dominante, a medida que pasa el tiempo y aumentan las infecciones. Por eso preocupa el caso de India. Con cerca de 380.000 casos diarios, ¿cuántas nuevas mutaciones habrá sobre esta variante que ya de por sí podría ser más efectiva en el contagio?

Por el momento son más preocupantes otras variantes

La variante india B.1.617 fue identificada por primera vez a finales de octubre de 2020. Hace un mes aparecieron dos “versiones” de esa variante conocidas como “doble mutante” y “triple mutante”. En el último informe de la OMS del 25 de abril, se considera que la B.1.617  está presente ya al menos en 17 países, sobre todo en India, Reino Unido, Estados Unidos y Singapur.

Gisaid

Presencia de la variante india en el mundo. Fuente: GISAID - hCov19 Variants

En España se estudia un posible caso en Valencia, que por el momento parece de otra variante, y el de varios marineros que han regresado de Singapur.

Hay quien apunta a que el hecho de que esté aumentando los casos conocidos de la B.1.617 tiene relación con el propio aumento de casos de covid-19 en general. Así lo ve Iñaki Comas, director del consorcio SeqCovid-Spain, encargado en España de la secuenciación de miles de genomas del SARS-CoV-2. En declaraciones a EFE, asegura que, aunque tiene una "frecuencia respetable, no parece que esté desplazando a otras variantes como la británica", que también está presente allí.

Variantes presentes "de interés" o "preocupantes", según el último informe de la OMS

Uno de los "mayores problemas" para evaluar la variante surgida en India -dice Comas- es que allí la secuenciación del genoma de los casos positivos de coronavirus es inferior al 1 %.

Además, mucha de la información sobre la B.1.617 procede de unos 700 casos secuenciados, sobre todo, en el estado oriental de Bengala, lo que no es representativo, ni geográficamente, ni de la población.

Esta ola se puede deber, "probablemente, a una relajación de las medidas, que ha permitido una alta tasa de transmisión de la enfermedad y que, por motivos que hay que estudiar, ahora ha explotado", añade el experto.

La India supera los 18 millones de casos

La India tiene en estos momentos la cifra más alta de contagios diarios en el mundo, y ello con un sistema de diagnóstico muy alejado del de los países ricos. En total, en 24 horas, se han detectado 380.000 contagios. Es el 40% de los nuevos diagnósticos diarios en el mundo. Además, ha habido un nuevo máximo con más de 3.600 muertes en un día.

Hospital de campaña

Con 18 millones al menos de infectados por SARS-CoV-2, es la segunda nación más afectada por la pandemia solo por detrás de Estados Unidos.

El rápido avance del coronavirus en la nación asiática ha provocado una enorme crisis sanitaria: falta oxígeno en los hospitales para tratar a pacientes graves.

Estados Unidos ha anunciado el envío de una remesa con suministros médicos por valor de más de 100 millones de dólares para ayudar a combatir el aumento de casos en el país.

La vacunación masiva se ve como el recurso más eficaz para paliar con la pandemia. Desde que en enero el país inició la campaña se han administrado, a un ritmo menor del esperado, 150 millones de dosis, 2,2 millones de ellas en la última jornada.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?