Diario del coronavirus, 24 de marzo: Escondidas en Italia 29 millones de dosis de vacuna AstraZeneca, según "La Stampa"

Imagen de la noticia

Un total de 29 millones de dosis de la vacuna de AstraZeneca se encuentran bloqueadas en la planta de la farmacéutica Catalent en Anagni, cerca de Roma, de las que una parte tenía que ser enviada a Reino Unido, según ha descubierto una investigación de la Unión Europea, informó hoy “La Stampa”.

El diario italiano precisa que se trata de una cantidad por la que estarían compitiendo Bruselas y Londres ya que para la UE se trata de “un suministro equivalente al doble de las dosis recibidas hasta ahora de la empresa anglosueca (16,6 millones).

Mientras, para los británicos, esta cantidad de vacunas “es imprescindible para garantizar la segunda dosis a casi quince millones de ciudadanos”.

El bloqueo de esta impresionante cifra de vacunas se descubrió gracias a la visita del comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, a la planta de Leiden, en Países Bajos, gestionada por Halix. Esta es una de las dos plantas que utiliza la empresa farmacéutica para producir el medicamento en la UE (la otra está en Seneffe, Bélgica).

Las autoridades italianas han localizado este almacén de Italia con unos 29 millones de dosis de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford,  el día en que el Ejecutivo comunitario adopta una modificación del mecanismo de control creado para impedir la exportación de vacunas al exterior por fabricantes que estén incumpliendo sus compromisos de venta a los países de la UE.

La UE bloqueará vacunas si otros países no se las entregan y han vacunado más

La Comisión Europea (CE) ha modificado este miércoles el sistema de control sobre la exportación de vacunas. De tal manera que a la hora de decidir si se permite la entrega de los fármacos producidos en territorio comunitario a terceros países, se tendrá en cuenta si éstos también exportan dosis a la UE y a cuántos ciudadanos han vacunado, según explicaron fuentes europeas.

Hasta ahora, el único criterio que se tenía en cuenta para bloquear la exportación de las vacunas era si la venta de las dosis a terceros países impedía a las farmacéuticas cumplir con los compromisos contractuales adquiridos con la Unión Europea (UE).

Ahora, la decisión también se tomará en base a los principios de reciprocidad (hasta qué punto un país también exporta vacunas a la UE) y de proporcionalidad (cuál es su ratio de población vacunada y su situación epidemiológica). EFE

En los cambios previstos está que Bruselas anuncie tras el Colegio de Comisarios de mediodía que se flexibiliza el mecanismo para actuar también sobre cargamentos que afectan a producciones de empresas cumplidoras pero cuyo destino son países que no exportan a la UE.

Incumplimientos de entregas

Hasta ahora sólo se ha utilizado este mecanismo para frenar la salida de vacunas una única vez en el mes y medio que lleva en marcha y fue para bloquear una partida de AstraZeneca también preparada para el envío desde Italia, aunque con destino a Australia.

Al fiasco por los constantes incumplimientos de AstraZeneca con las entregas comprometidas con los socios de la UE mientras abastece sin retrasos a Reino Unido con lo producido en plantas europeas ha elevado la tensión entre Bruselas y Londres, hasta el punto que la jefa del Ejecutivo comunitario, Ursula von der Leyen, amenazó hace una semana al Gobierno de Boris Johnson con vetar las exportaciones de vacunas hacia Reino Unido.

El problema es que la planta de Halix no ha obtenido aún la autorización de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), por lo que sin su visto bueno, las dosis no se pueden ser entregadas a los países de la UE.

Esto, sin embargo, no es aplicable al Reino Unido que, de hecho, en los últimos meses del año pasado habría importado las vacunas producidas en la fábrica holandesa.

Pero ante la falta de una respuesta concreta a las preguntas de Breton sobre qué se hacía con las dosis que se producían en esta fábrica, se iniciaron las investigaciones que llevaron a la planta italiana.

“Fue en ese momento que el comisario francés comenzó a sospechar e inmediatamente informó de la situación a las autoridades italianas, que realizaron inspecciones en la planta de Catalent en Anagni, utilizada por AstraZeneca para el llenado y acabado de cada frasco”, explica el rotativo de Turín.

El primer informe enviado a Bruselas dice que en los frigoríficos de los almacenes de esta localidad de la región del Lacio hay 29 millones de dosis de la vacuna y fuentes de la UE explicaron al diario que probablemente no todas fueron producidas por Halix, pero están preparadas para ser inyectadas y la farmacéutica pretendía enviarlas al Reino Unido y no a los países de la Unión Europea.

EFE

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad