Tres puntos clave del nuevo informe científico internacional sobre el cambio climático

Carmen María Ortega Barriga

La acción humana está detrás del aumento de fenómenos meteorológicos extremos; las temperaturas subirá de forma notable en unos años;  y el nivel del mar sigue creciendo... Son algunos de los puntos clave de la primera parte del sexto informe de evaluación del IPCC, el panel de expertos vinculados a la ONU, que señala distintas conclusiones acerca del cambio climático y prevé distintos escenarios.

El informe asegura que ya no hay debate sobre la influencia humana sobre el cambio climático (lo califica como hecho probado), y explica que es ya un hecho que el calentamiento global es, de forma demostrable, consecuencia de la actividad humana.

Otro punto clave que abarca este informe hace referencia a la subida de temperaturas. Los expertos del IPCC prevén que si se mantiene el actual ritmo de emisión de gases de efecto invernadero, la temperatura global aumentará 2,7 grados a finales de siglo con respecto a la media de la era preindustrial.

En el escenario más pesimista, donde las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero se doblaran a mediados de siglo, el aumento podría alcanzar hasta 4 grados en 2100.

Cada grado de aumento podría suponer un 7 % más de precipitaciones en el mundo, por lo que podría conllevar un aumento de tormentas, inundaciones y otros desastres naturales.

En la hipótesis más óptima considerada por el informe, aquella en la que se alcance neutralidad de carbono (emisiones netas cero) a mitad de siglo, el aumento de temperatura sería de 1,5 grados en 2040, 1,6 grados en 2060 e incluso bajaría a 1,4 grados a final de siglo.

Por otro lado, el informe del IPCC explica que la mayor fuente potencial de aumento del nivel del mar durante el próximo siglo es la Antártida. El derretimiento de las capas de hielo de la Antártida añadirá entre 14 y 114 centímetros al aumento del nivel del mar en 2100.

El nivel del mar está aumenta como consecuencia de las temperaturas del agua, ya que esta se expande ligeramente cuando se calienta. De este modo, los glaciares de montaña y el casquete glaciar de Groenlandia se están derritiendo y añadiendo agua al océano.

Las ciudades de baja altitud podrían resultar inhabitables a finales de siglo debido a la subida del nivel del mar, sobre todo si las estimaciones de los modelos que prevén una mayor elevación resultan ser las más acertadas.

Este informe incluye, además, unas previsiones sobre cómo afectará el cambio climático en España. Todo apunta a que, como país de la región europea mediterránea, sufrirá un aumento de la aridez y de las condiciones climáticas favorables a los incendios de proseguir el calentamiento global.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?