• Martes 24 de Mayo de 2022

Tensión en Ucrania: Rusia pide que la OTAN no prosiga su expansión hacia el este y EE UU defiende la libertad de los países para adherirse

Estados Unidos ha defendido ante Rusia la libertad de los países de elegir si desean o no adherirse a la OTAN, ha dicho hoy el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, al término de una reunión de una hora y media con su homólogo estadounidense, Antony Blinken, en Ginebra. Lavrov ha dicho, no obstante, que Blinken le ha prometido que la próxima semana Moscú recibirá las respuestas por escrito que reclama a sus propuestas relacionadas con la congelación de la expansión de la OTAN hacia el este de Europa.

EEUU dice a Rusia que si no planea atacar Ucrania retire tropas de frontera

Estados Unidos ha comunicado a Rusia que si no tiene la intención de agredir bajo ninguna forma a Ucrania, como asegura, debería retirar las tropas que tiene emplazadas en la frontera para demostrarlo, dijo hoy el jefe de la diplomacia estadounidense, Anthony Blinken, al término de una reunión en Ginebra con su contraparte rusa, Serguéi Lavrov. “Hemos escuchado (a Lavrov) repetir que no tienen la intención de invadir Ucrania, pero hay cosas visibles que todos vemos y le dije que para convencer al mundo podrían llamar de vuelta a las fuerzas que tienen en la frontera y seguir comprometidos con la vía diplomática, como lo han hecho hoy”, dijo Blinken en una rueda de prensa.

Consideró contradictorio que Rusia defienda su voluntad de resolver las tensiones en torno a Ucrania a través de la diplomacia, pero que al mismo tiempo siga reforzando su presencia militar en su frontera con Ucrania.

Rusia exige retirada de las fuerzas extranjeras de Bulgaria y Rumanía

 

Rusia demanda la retirada de las fuerzas extranjeras y de su armamento de Bulgaria y Rumanía, punto incluido en las garantías de seguridad que exige Moscú para evitar la expansión de la OTAN y el emplazamiento de armas ofensivas cerca de sus fronteras, afirmó hoy el Ministerio de Exteriores de Rusia. “Se trata de la retirada de las fuerzas extranjeras, equipamiento bélico, armamento (…) con el objetivo de retornar al estado existente en 1997 en los países que no eran miembros de la OTAN en aquel momento. Entre ellos están Bulgaria y Rumanía”, señaló la entidad diplomática.

Según el Ministerio de Exteriores las propuestas rusas “fueron formuladas de un modo totalmente preciso que no admite ningún tipo de doble interpretación”.

Despliegue de 100.000 soldados en la frontera rusa con Ucrania

En la víspera, Blinken apostó por insistir en un diálogo con Rusia para superar esta crisis, que involucra a los aliados de Estados Unidos en la OTAN, que ven con gran preocupación las maniobras militares rusas en su frontera con Ucrania.

Muy al inicio de la reunión y después de estrechar la mano de Blinken, Lavrov le comentó que había escuchado sus declaraciones en relación a que no espera avances en esta reunión y le dijo que él no había viajado a Ginebra en pos de avances, sino de recibir respuestas a la propuestas planteadas por Rusia.

Esas respuestas, que ha requerido por escrito, tienen que ver con las garantías vinculantes que pide de que la OTAN no continuará su expansión y que Ucrania nunca podrá integrar esta Alianza. “Las propuestas son concretas y esperamos también respuestas concretas en línea y en plena consonancia con aquellas obligaciones que fueran adoptadas al más alto nivel en el marco de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) sobre los problemas de la seguridad invisible para que ningún país refuerce su seguridad a costa de la seguridad de otro”, señaló el ministro ruso. Agregó que le interesaba mucho escuchar cómo EE. UU. interpreta sus obligaciones en ese sentido.

Esta es la reunión a más alto nivel entre ambos países desde que se profundizó la crisis en torno a Ucrania, con el despliegue de unos 100.000 soldados en la frontera rusa con este país y el anuncio por parte de Moscú de inminentes maniobras militares.

Albares sobre Rusia y Podemos: “La política exterior la marca el presidente”

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha asegurado este viernes sobre las discrepancias abiertas en el Ejecutivo de coalición por la posición del Gobierno en la crisis de Ucrania y con Rusia que “la política exterior la marca el presidente del Gobierno”. “En ese respecto no hay discrepancia”, ha subrayado Albares en un desayuno informativo en el que ha añadido que la política exterior es política de Estado.

Ha reconocido no obstante que de momento no ha mantenido contactos con el principal partido de la oposición sobre este tema, el PP, pero también ha recordado que ya le dijo “a todos los portavoces” de las comisiones parlamentarias que su teléfono móvil “está a disposición las 24 horas al día” y que no tienen “ningún problema en hablar con ellos”.

Sobre la propia crisis entre la OTAN y Rusia por Ucrania, Albares ha asegurado que todos los integrantes tanto de la UE como de la alianza atlántica están “unidos en el diálogo” como vía de resolución de las tensiones con Rusia, aunque ha advertido de que también estarán unidos en “la disuasión” y en la imposición de sanciones. “Todos los aliados estamos unidos en el diálogo, y también en la disuasión, pero es el momento del diálogo y la diplomacia”, ha subrayado el ministro al ser preguntado en un desayuno informativo en el que se ha mostrado convencido de que “la unidad va a prevalecer”.

Pero “el diálogo no es negociación”, ha advertido antes de precisar que “nadie puede marcarle a la UE o a la OTAN quién puede ser socio o quién no”, como tampoco se puede transigir con el respeto a la soberanía nacional de un país y sus fronteras.

En su opinión, se trata de un momento de “alta tensión” en el que “todos mantenemos la respiración” ya que “lo que esta en juego y se dirime en Ucrania es la propia base de la construcción de la UE”.

Unas bases que no solo suponen mantener “la paz, el estado de derecho, el respeto a la soberanía e integridad territorial de todos los países”, sino también a la resolución de los conflictos y discrepancias a través del diálogo y la diplomacia. “No nos podemos permitir mirar atrás, seria volver a etapas superadas de vallas y muros, de centros de influencia, y es inaceptable”, ha subrayado.

Como inaceptable es que un país intente imponer a una organización internacional como la UE o la OTAN quién puede ser su socio o no, que un país dicte la política exterior de otro, ha remarcado.

La fragata Blas de Lezo saldrá en las próximas horas rumbo al mar Negro

La fragata Blas de Lezo zarpará del Arsenal Militar de Ferrol entre la noche de este viernes y la mañana del sábado para dirigirse al mar Negro ante la escalada de tensión entre Rusia y Ucrania, ha confirmado el comandante de la 31ª Escuadrilla de Superficie, Gonzalo Leira.

En una rueda de prensa en Ferrol, ha anunciado que se integrará en la SNMG-2, una de las agrupaciones de la OTAN. De forma previa, ha completado su protocolo sanitario previo a la salida.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, avanzó que España enviaría en “3 o 4” días esta fragata a la zona, hacia la que partió hace dos días el cazaminas Meteoro, un envío que llega en plena tensión con Rusia por la situación que se vive en Ucrania. Robles recordó que España lleva años participando en todos los despliegues que organiza la OTAN, y en este caso concreto se ha adelantado la salida de los buques, dentro de lo que ha acordado con la organización.

La unidad, con 190 militares en su dotación tendrá como acompañamiento a un “equipo especial” del Tercio Norte de Infantería de Marina, también con base en Ferrol. Tras zarpar de Ferrol, contempla una “breve escala” en la base de Rota (Cádiz), para situarse en aguas del Mediterráneo occidental entre el martes y el miércoles de la próxima semana.

Ante el operativo, el comandante de la escuadrilla ha recordado que ya la tripulación ha seguido “un largo proceso de preparación en el segundo semestre del año pasado”. Leira ha manifestado que el buque busca “mantener un enorme grado de disponibilidad” y ha valorado que en situaciones como la de Ucrania “es cuando más sentido tiene este tipo de misión”.

Además, ha expresado que ya “estaba previsto efectuar este despliegue en el primer semestre” de 2022.
La marcha de la embarcación está supeditada a factores como los resultados de las pruebas sobre covid-19 a realizar entre sus componentes.

Del mismo modo, ha avanzado que otra fragata con base en Ferrol, la “Almirante Juan de Borbón”, también saldrá al mar “la semana que viene”, aunque con otra finalidad. En este caso, ha indicado que se “encuentra en alta disponibilidad” y que se “va a incorporar durante un período breve al grupo de combate aeronaval francés para un adiestramiento conjunto”.

Su despliegue se prolongará “inicialmente dos meses”, pero ha señalado que en “función de las circunstancias podría verse prolongado”.

 

EFE

 

 

 

© Castilla-La Mancha Media 2022

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad