Las decisiones que se adoptan en el Parlamento Europeo y que afectan a nuestra vida cotidiana

Redacción CMM

Que no usemos ya pajitas o bastoncillos, que paguemos por las bolsas de plásticos, tener un cargador universal, con qué tejidos nos vestimos, qué vehículos conducimos, las cremas que usamos, saber lo que comemos, qué superficie de tierra se puede cultivar e incluso qué sembrar. Todas forman parte de nuestras rutinas diarias y se deciden en el Parlamento Europeo. En 2009 el eslogan de la campaña a las elecciones europeas decía "Europa hasta la sopa". 13 años después ha cobrado más sentido.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?