Según los agentes que ordenaron la detención de Patrick Nogueira, el autor confeso de los crímenes no colaboró con la investigación

La Audiencia Provincial de Guadalajara acoge la segunda jornada del juicio con jurado contra Patrick Nogueira, al que se le acusa de asesinar a sus tíos y a sus primos en el verano de 2017 en la localidad guadalajareña de Pioz

Tercera jornada de juicio por el crimen de Pioz

Susana Palomo Gómez

Tercer día de juicio a Patrick Nogueira, acusado del asesinato de sus tíos y primos en un chalé de Pioz, en Guadalajara.

En esta jornada, la tercera, celebrada en la Audiencia Provincial de Guadalajara, una veintena de agentes de la Policía Judicial y Criminalística han declarado en calidad de testigos o de peritos por haber participado en las investigaciones.

A la entrada, los familiares de las víctimas les agradecían su labor. Ya durante el juicio, los agentes han señalado que en tan solo 5 días los investigadores del crimen de Pioz, sabían que el autor de los hechos era Patrick Nogueira.

De hecho, durante sus relatos han llegado a decir que si Patrick "hubiese permanecido dos días más en España lo habríamos detenido". Sin embargo, para su retorno a España tuvo que emitirse una orden internacional.

Un móvil y un abono transporte sitúan a Patrick Nogueira, el asesino confeso de sus tíos y sus primos de 1 y 4 años en agosto de 2016, en la una vivienda de la localidad de Pioz en la que fueron hallados los restos de sus familiares en varias bolsas de plástico guardados y cerrados con cinta americana.

A lo largo del interrogatorio, la abogada de la defensa se ha mostrado molesta con la declaración de los agentes de la Guardia Civil, ya que ha considerado que su defendido colaboró con los agentes, algo que ellos han negado.

El jurado ha visionado a puerta cerrada las imágenes de las bolsas que contenían los cuatro cadáveres. A partir de la detención, han dicho, se produjo el volcado de datos del teléfono del acusado que desveló fotografías y búsquedas de información relacionadas con el asesinato.

En este sentido, los agentes han confirmado que el acusado facilitó el pin de acceso al móvil, pero que este había sido reseteado o borrado previamente aunque pudo recuperarse información.

El Ministerio Fiscal como acusaciones particulares solicitan para el acusado prisión permanente revisable, mientras que la defensa pide 7 años y seis meses por cada uno de los asesinatos de los dos niños y 5 años por los homicidios de sus tíos.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?