Sentencia judicial

Más de 50 años de cárcel para los padres condenados por el asesinato de sus dos bebés en Caudete

Imponen más penas a la madre que al padre de los dos bebés asesinados en Albacete

Redacción CMM

Penas de más de 50 años de cárcel para los progenitores de los dos bebés asesinados en Caudete (Albacete).

Los padres condenados por el asesinato de sus dos bebés, con poco más de un año de diferencia y cuando ambos tenían cuatro meses de edad, han sido condenados a penas de más de 50 años de cárcel, que son mayores en el caso de la madre, A.M.G., que en el del padre, G.R.T., según la sentencia que se ha dado a conocer esta tarde del viernes.

La magistrada de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Albacete ha impuesto, por otro lado, una pena de cinco meses de cárcel a la abuela paterna, M.G.T.S., como cooperadora necesaria en la comisión por omisión de un delito de maltrato habitual, si bien ha sido absuelta del delito de homicidio por imprudencia.

La madre ha sido condenada a un total de 66 años de cárcel: 45 por los delitos de asesinato, así como a otros 17 años y medio por lo cinco delitos de lesiones y más de tres años y medio por los dos delitos de maltrato habitual, de los que el jurado popular que participó en el proceso la declaró culpable.

Al padre, le han impuesto un total de 53 años de cárcel: 40 por los dos delitos de asesinato; diez años más por los cinco de lesiones y tres años y medio por los delitos de maltrato habitual.

Se considera probado que los padres, de común acuerdo y aprovechando la situación de indefensión del bebé y la intimidad de su hogar, sometieron a su primer hijo "a un ambiente hostil, de forma voluntaria y consciente" y que "propinaban golpes al menor, lanzándolo desde lejos violentamente sobre una sillita de bebé".

También que en uno de los golpes le fracturaron la clavícula, sin que lo llevaran para que recibiera la atención médica que precisaba, así como, en otra ocasión, le golpearon la cabeza contra una superficie dura no determinada, de forma violenta, que le causó un grave traumatismo craneoenfálico por el que acabó falleciendo en el Hospital de Albacete, al que fue derivado desde el de Almansa, en enero de 2018.

En febrero de 2019 nació el segundo hijo, sobre el que se considera probado que también estaba sometido a malos tratos.

Entre otros episodios de fuertes golpes por los que no recibió la atención médica necesaria, se ha considerado probado que, en la madrugada del 28 de junio de 2019 golpearon fuertemente al menor en la espalda. La fractura que sufrió en las costillas le produjo un hemotórax , colapso respiratorio , hipoxia, atelectasia pulmonar y grave insuficiencia respiratoria que provocaron su muerte.

Respecto al padre, la sentencia indica que "se encuentra diagnosticado de una discapacidad intelectual con Capacidad Intelectual límite, teniendo conservadas sus facultades cognitivas y volitivas, sufriendo una ligera alteración de sus facultades de entender y querer por sus limitaciones de la actividad adaptativa, con poca tolerancia a la frustración".

Contra la sentencia cabe interponer recurso. 

EFE

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?