Alique, comisionado del reto demográfico, en CMM: "La Ley de Despoblación es una ley 360 grados"

Elena Garcia Fermosel

Una ley trasversal, 360 grados. Así ha definido Jesús Alique, comisionado para el reto demográfico en Castilla-La Mancha, la Ley de Despoblación que este jueves se aprobaba por unanimidad en las Cortes regionales. Una ley que ha defendido porque "no es una ley filosófica, es una ley efectiva".

"Con carácter retroactivo a 1 de enero de 2021 se aplicarán medidas como los incentivos fiscales que contempla la Ley de Despoblación. Habrá personas que podrán desgravarse en la declaración de la Renta del próximo año por el simple hecho de haberse trasladado al medio rural"

Lo que sí ha puntualizado es que el problema de la despoblación en Castilla-La Mancha "no se va resolver en una o dos legislaturas" pero esta Ley permite "asentar las bases para quien quiera venir a nuestros pueblos lo haga en las mejores condiciones", ha asegurado Alique.

Acabar con brechas como la financiera o la digital son otros de los aspectos que contempla esta ley que, además, garantiza servicios esenciales y sociales en el ámbito de la sanidad, la educación y el bienestar social. Para Alique, la pandemia ha hecho que la gente empiece a mirar hacia el medio rural, por lo que uno de los objetivos de la Ley de Despoblación es garantizar la fibra óptica y móvil en "todos los pueblos por pequeños que sean, la conexión a internet es la autopista del siglo XXI para unir a todos en Castilla-La Mancha".

El comisionado para el reto demográfico ha fijado en las provincias de Cuenca y Guadalajara los territorios con mayor despoblación, sin olvidar que también en Albacete, Ciudad Real y Toledo hay territorios despoblados en algunas áreas.

Y reclama una financiación autonómica que cubra el coste real de los servicios en el medio rural.

La entrevista completa:

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?