El barrio de la Paz, en Cuenca, protesta por el estado de abandono que sufren sus calles

Redacción CMM

Los vecinos del barrio de la Paz, uno de los más antiguos de Cuenca, están en pie de guerra con el Ayuntamiento. Consideran que el mobiliario urbano de sus calles, plazas y parques está abandonado desde hace más de 20 años. Por este motivo, han colgado de sus ventanas pancartas en las que se quejan por el estado del barrio y piden ayuda urgente para arreglarlo. El mal estado de las aceras ha causado varias caídas entre los vecinos, que están hartos de la situación que están viviendo.

En este sentido, el presidente de la Asociación de Vecinos La Paz, Faustino Muñoz, en declaraciones a Castilla-La Mancha Media, ha exigido una solución urgente. "Estamos abiertos al diálogo. Mano tendida, siempre. Pero si no nos hacen caso, tendremos que reivindicar la situación del barrio como sea. Con pancartas, manifestaciones o como sea necesario", ha concluido el portavoz vecinal.

En el Ayuntamiento, entienden su situación pero, a la vez, piden calma. El portavoz del Consistorio, José Ángel Gómez Buendía, asegura que son conscientes del mal estado del barrio, al que ha calificado de encontrarse en una "situación precaria".  De igual manera, ha pedido paciencia a sus vecinos, ya que considera que "existen otras zonas de la ciudad que se encuentran en peor situación" y necesitan de una solución más rápida.

En la misma línea, el alcalde de Cuenca, Ángel Mariscal, respondió a las primeras protestas de los vecinos, que la solución no pasa por colgar "trapos sucios y en mal estado" de las ventanas y balcones de las viviendas. También les acusó de meter "presión" al Ayuntamiento.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?