Castilla-La Mancha atendió a 623 víctimas de violencia machista en 2020, "un año negro"

Elena Garcia Fermosel

Los recursos de acogida de Castilla-La Mancha han atendido a 623 víctimas de violencia machista, de las que 280 son mujeres y 343 menores, durante 2020, un año "negro" en este ámbito ya que fueron asesinadas por violencia machista 7 mujeres en la comunidad autónoma, 5 de ellas a manos de sus parejas o exparejas.

Estos datos los ha expuesto este martes la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Pilar Callado, en su comparecencia en las Cortes regionales para dar cuenta del informe de la Ley para una sociedad libre de violencia de género en la región correspondiente al pasado año.

Callado ha subrayado que 2020 no solo fue un año "excepcional" debido a la pandemia sino un "año negro" en cuanto a violencia machista, ya que fueron asesinadas siete mujeres en Castilla-La Mancha, y de hecho el mes de enero fue trágico ya que fueron asesinadas tres mujeres en la comunidad autónoma.

En lo que va de 2021, una mujer ha sido asesinada por violencia machista en Castilla-La Mancha a manos de su pareja, en Alovera (Guadalajara) en el mes de mayo.

Además de los 14 recursos ordinarios con los que contaba el Instituto de la Mujer, el Gobierno regional abrió un nuevo recurso de acogida para garantizar la protección de las mujeres víctimas de violencia machista, sus hijas e hijos durante la pandemia con el único objetivo de proporcionarles alojamiento, protección y una atención integral que les permita desarrollar una vida autónoma, independiente y libre de violencia.

En el transcurso de su intervención en la Comisión de Igualdad de las Cortes regionales, donde ha dado cuenta del Informe de la Ley para un Sociedad Libre de Violencia de Género en Castilla-La Mancha relativo a 2020, Pilar Callado, la directora del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, ha puesto en valor el trabajo de profesionales de la Red de Centros del Instituto de la Mujer, de los servicios centrales y provinciales de este organismo y de asociaciones y entidades del tercer sector quienes “hicieron posible que en una situación de excepcionalidad como la vivida en 2020, la lucha frente a la violencia de género y la protección de las mujeres víctimas, sus hijas e hijos no se detuviese”.

Prevención y sensibilización para erradicar la violencia machista

Las principales herramientas con las que cuenta la Consejería de Igualdad y el Instituto de la Mujer son sus diferentes líneas de subvenciones. Durante 2020, el Gobierno regional destinó 1,5 millones de euros a sus doce líneas de ayudas permitiendo el desarrollo de 228 proyectos, muchos de los cuales se desarrollaron en centros educativos de la región llegando a más de 25.500 alumnas y alumnos.

En relación a 2015, el Ejecutivo autonómico ha multiplicado por 33 el presupuesto destinado a asociaciones, entidades sin ánimo de lucro, empresas y entidades locales para el fomento de la igualdad y la prevención de la violencia de género.

La concienciación también llegó en 2020 a través de campañas de sensibilización entre las que destacan la de difusión del teléfono de atención 900 100 114 durante la pandemia, la campaña ‘Implícate contra la violencia de género’ que se editó en verano para redoblar esfuerzos de prevención tras el confinamiento y también con motivo del 25 de Noviembre, o la de ‘Las mujeres no se compran’ para prevenir la prostitución y la trata de mujeres con fines de explotación sexual.

Un 22 por ciento de las consultas en los Centros de la Mujer, sobre violencia de género

En el capítulo sobre los ‘Servicios de información y atención especializada’ destaca el importante papel de los centros de la mujer, 84 en toda la región en los que el año pasado se atendieron 114.665 consultas de las que 25.298 estuvieron relacionadas con violencia machista, lo que suponía un 22 por ciento del total.

“Sinceramente, me gustaría agradecer el trabajo que, en los peores momentos del año 2020, hicieron las y los profesionales de los centros con el único objetivo de no dejar a ninguna mujer víctima de violencia de género desprotegida”, ha dicho Callado.

Los centros de la Mujer representan para el Ejecutivo regional la capacidad para implementar políticas de igualdad y contra la violencia de género en toda la región, “de ahí el compromiso de incrementar presupuestariamente la financiación de estos recursos”.

En la convocatoria 2019-2020 se aumentó su partida 1,9 millones de euros, un 26 por ciento más que la de 2018 y para la convocatoria 2021-2022 el presupuesto de los centros volvió a incrementarse. “En relación a lo que se destinaba en el año 2015, hemos incrementado el presupuesto en más de un 33 por ciento, es decir, 2,3 millones de euros más en 2021 y en 2022”, ha dicho Callado.

Por otro lado, la línea gratuita regional de atención permanente 900 100 114 fue imprescindible durante los peores meses de 2020. Atendió durante el año pasado 7.181 llamadas, lo que supuso un incremento de un 9,55 por ciento en relación a las recibidas durante el año anterior. Los meses de abril, mayo y junio fueron los meses con un mayor número de llamadas. En un 73 por ciento de las ocasiones, las llamadas fueron realizadas por las propias mujeres.

De gran importancia también son el programa de atención psicológica a menores víctimas de violencia de género, que el año pasado atendió a 247 niñas y niños, 63 más que en 2019, y el Programa Contigo, servicio gratuito de asistencia psicológica a mujeres mayores de 18 años víctimas de agresiones y/o abusos sexuales fuera del ámbito de la pareja que atendió a 88 mujeres en 2020 y que, en 2018, cuando comenzó, intervino con 17 mujeres.

En relación con los diferentes dispositivos de seguridad como son la Teleasistencia móvil ATENPRO, de ámbito estatal, los Dispositivos de Localización Inmediata (DLI), de carácter regional y los Dispositivos Telemáticos de Control de Medidas de Alejamiento, cabe apuntar que, entre los tres, el año pasado se prestó protección a 915 mujeres.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?