CUENCA

Así funciona en Cuenca el teléfono de la soledad del mayor

969 301 543 es el este número para quienes viven en la provincia de Cuenca. Un servicio que ya disponen 14 personas y que trata de luchar contra la soledad

Así es el Teléfono de la Soledad del Mayor de CuencaCMM

Daniel Urda Banegas

La idea del teléfono de la soledad del mayor nació durante la pandemia, porque desde la Asociación Provincial de Pensionistas y Jubilados de Cuenca detectaron que recibían muchas llamadas de personas que les pedían hablar con alguien.

¿Cuál es el teléfono de la soledad del mayor?

969 301 543 es el este número para quienes viven en la provincia de Cuenca. Aunque aún se trata de un proyecto en fase "piloto", ya hay 14 personas que están disfrutando de sus servicios y que llaman habitualmente. Así lo explica el vicepresidente de la Asociación Provincial de Pensionistas y Jubilados de Cuenca, Justo Mora.

¿Cómo funciona?

Por un lado, el teléfono de la soledad del mayor está disponible para todas aquellas personas que necesiten la atención de este servicio. También, desde la Unión Democrática de Pensionistas (UDP) llaman directamente a las personas que lo han solicitado previamente.

Lo atienden voluntarios de esta asociación conquense. Desde la pandemia han vivido un crecimiento exponencial en el número de voluntarios disponibles, pasando de 30 a 70 voluntarios.

¿Por qué llaman?

El motivo principal por el que estas personas reclaman este servicio es el acompañamiento. Hacer frente a la falta de compañía que sufren muchos de nuestros mayores.

"Ellos quieren simplemente hablar con alguien, de cualquier tema, como su día a día, sus problemas...".

Para poder acceder a este servicio tan solo se necesita internet, para las videollamadas, o un teléfono básico. Incluso desde la asociación disponen de tablets para prestar a aquellos mayores que no estén familiarizados con la tecnología, por la brecha digital. 

¿Cómo surge la iniciativa?

El germen de esta iniciativa la encontramos en la pandemia. La UDP recibía una gran cantidad de llamadas con un mismo patrón: personas mayores que se sentían solos y querían hablar con alguien. En ese momento estaban solas en sus domicilios, sin nadie que pudiera comunicarse con ellos durante el confinamiento.

Por ello, desde la asociación plantearon a los servicios sociales del Ayuntamiento de Cuenca el proyecto de crear un número específico para atender todas estas llamadas. Desde el Ayuntamiento "lo abrazaron inmediatamente y lo financiaron", asegura Justo Mora. 

Un teléfono con el que tratan de combatir la "enfermedad" de la soledad y dar a estos mayores la atención que merecen.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?