Declaraciones institucionales por la guerra en Ucrania y el 8M en las Cortes de Castilla-La Mancha

cortesclm

Daniel Urda Banegas

La guerra en Ucrania y el Día Internacional de las Mujeres , protagonistas en el pleno de las Cortes de Castilla-La Mancha donde se han realizado dos declaraciones institucionales.

La sesión plenaria ha arrancado a las 10.00h con un minuto de silencio por el reciente asesinato de una mujer en la localidad toledana de Maqueda, y a continuación se dará lectura a dos declaraciones institucionales sobre la invasión rusa de Ucrania y el 8 de Marzo, Día de la Mujer.

Las Cortes regionales han renovado este jueves su "firme" compromiso con la igualdad "real y efectiva" y con el impulso de acciones necesarias para "remover los obstáculos" en este camino.

Posteriormente, el presidente de las cortes ha leído una declaración institucional acordada por los tres grupos parlamentarios: PSOE, PP y Ciudadanos y tras la invasión de Ucrania. En ella, aseguran que repudian "con la máxima firmeza" las acciones militares rusas en Ucrania que "suponen una grave violación del derecho internacional y que violan la Carta de las Naciones Unidas".

Bellido ha expresado el afecto a la comunidad ucraniana de nuestro país y se ha puesto a disposición del Gobierno regional y nacional para colaborar en la acogida de refugiados.

Los siguientes puntos del orden del día han sido cuatro debates generales, el primero de ellos sobre el cultivo de la lavanda, impulsado por el grupo socialista, y el segundo, sobre la conciliación de la vida laboral y familiar en Castilla-La Mancha, a propuesta de Ciudadanos.

Apoyo a la lavanda y lavandín

Las Cortes de Castilla-La Mancha han respaldado una declaración institucional para mostrar su apoyo al sector del cultivo de las plantas aromáticas, como la lavanda, el lavandín y el espliego, y a la producción de aceites esenciales ante "la amenaza" que supone el borrador de Estrategia de Sostenibilidad para las sustancias químicas de la Unión Europea, y ha pedido al Gobierno central que emprenda acciones para frenar esa iniciativa.

Los grupos parlamentarios han resaltado que la lavanda y el lavandín son plantas de las que se extraen aceites que deberían ser considerados aceites esenciales por ser productos naturales, sin añadidos químicos, de efectos saludables demostrados por la experiencia de sus usos y por multitud de estudios científicos cuyas conclusiones no pueden pasar desapercibidas.

En el texto, se recuerda que la lavanda y el lavandín se producen en Croacia, Bulgaria y Eslovenia, pero es en Francia y España donde más peso tienen a nivel de la Unión Europea y, concretamente, Castilla-La Mancha es la región de España que posee una mayor superficie de estos cultivos, con cerca del 60% de la producción nacional.

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?