Patrick Nogueira, asesino confeso de Pioz, pide perdón a su familia

Redacción CMM

Patrick Nogueira, el asesino confeso de sus tíos y sus primos de 1 y 4 años, ha pedido perdón a su familia por el cuádruple crimen, ha asegurado que le hubiera gustado evitarlo y ha dicho que tenía la "idea fija de hacerlo" pero no sabía cómo.

Sobre su infancia

Nogueira ha dicho que sólo respondería a las preguntas de su abogada y que no lo haría ni a la fiscal ni a las acusaciones. A preguntas de la letrada, ha reconocido que su infancia no fue buena, con burlas y acoso por parte de sus compañeros de colegio, y ha dicho que desde muy pronto empezó a beber, hasta el punto de considerarse un adicto a la bebida. "No puedo cambiar las cosas y no he elegido funcionar de la forma en que lo hice", ha sido su alegato en el inicio de su declaración. Y se ha defendido al asegurar que gracias al alcohol, veía "sombras" y distorsionaba la realidad. "Las sensaciones vienen y no sé cómo gestionarlas", ha apostillado.

Su versión de los hechos

Además, Patrick Nogueira, ha asegurado que emprendió el ataque que acabó con la vida de su tía Janaina después de sufrir un mordisco por su parte; y que horas después, cuando su tío llegó a la vivienda de Pioz donde ocurrieron los hechos, éste se le abalanzó y comenzó un forcejeo que acabó con ambos en el suelo y la navaja que portaba el acusado apuñalando a su familiar.

Sobre la relación previa con sus tíos, ha revelado que sus padres pagaban un dinero por acogerle en España, abonando cantidades desde 500 hasta los 1.500 euros, pese a lo cual su tío le seguía exigiendo dinero.

Según ha dicho, llegó a ser amenazado por parte de su tío Marcos. Un día, al regresar al domicilio que compartía con su familia en Torrejón de Ardoz, encontró la vivienda vacía. "Me enfadé. Estuve dos meses sin contacto con ellos", ha manifestado, indicando que cuando sus tíos y sobrinos abandonaron Torrejón, dejaron además varias deudas en concepto de alquiler de la anterior casa de las que el entorno familiar le hizo responsable, y eso le hizo sentir "un tonto de mierda". Tras esta mudanza, siempre según su relato, sus tíos se dirigieron a la familia de Nogueira en Brasil para trasladarles su mal comportamiento. "Dijeron a mi familia que tomaba drogas".

Acerca de su viaje a Brasil tras cometer los hechos, ha negado que se tratara de una huida, ya que la intención era ir a despedirse de su familia al ser consciente de "la mierda" que se le iba a venir encima.

La fiscal ve contradicciones en su testimonio

La fiscal Rocío Rojo ha recordado partes de la declaración inicial de Nogueira en las que aseguraba durante la instrucción que su tío no se había defendido, por lo que Nogueira ha incurrido en una contradicción en su testimonio.

Ha dicho además que en esas primeras declaraciones contaba cómo había descuartizado a sus tíos y hablaba de los mensajes intercambiados con su amigo Marvin en los que relataba los hechos, algo que este miércoles "ha omitido".

Al respecto de los argumentos sobre sus problemas en la infancia o la supuesta amenaza de su tío de denunciarle por su situación ilegal en España si no le daba dinero, ha puesto de manifiesto que es "la primera vez" que mencionaba estos extremos. "Es la primera vez que oímos que su tía le da un mordisco", ha añadido Rojo.

Las acusaciones particulares también apuntan las "numerosas contradicciones" y han pedido que el jurado popular disponga de sus primeras declaraciones.

AGENCIAS/CMM

Temas

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?