ENTREVISTA 

¿Por qué es necesario fijar caudales ecológicos en el Tajo?

Nuria Hernández, investigadora y cofundadora de la Fundación Nueva Cultura del Agua, aclara qué son y por qué son necesarios los caudales ecológicos

Elena Garcia Fermosel

La normativa europea lo exige. Todos los ríos deben tener un caudal ecológico para garantizar la vida del propio río. Hasta ahora el Tajo es el único que no cuentan con un caudal mínimo ecológico, una "anomalía" que subsana el nuevo Plan Hidrológico del Tajo que este jueves aborda el Consejo de Estado previo paso a la aprobación del Consejo de Ministros.

Pero ¿qué es un caudal ecológico? Un caudal ecológico es el agua que tiene que llevar un río como mínimo para que pueda seguir cumpliendo su función como río. Lo ha explicado en CMM la investigadora y cofundadora de la Fundación Nueva Cultura del Agua, Nuria Hernández, quien ha recordado que la buena salud del río es también garantía para atender las necesidades de abastecimiento y usos económicos.

"Los ríos son nuestras fábricas naturales de agua y deben tener un buen funcionamiento"Nuria Hernández, Fundación Nueva Cultura del Agua

Hernández ha explicado que lo que era "anómalo" hasta ahora es que el río Tajo no tuviera establecido caudales ecológicos en todos sus tramos. "Han sido las sentencias del Supremo las que han dado la razón a los demandantes de la necesidad de establecer estos caudales" y ha recordado que "lo que hace ahora el Ministerio es cumplir con estas sentencias y con la ley".

Desde la Fundación Nueva Cultura del Agua recuerdan que los escenarios medioambientales actuales provocan que las demandas de las cuencas receptoras del trasvase "exceden en mucho a los recursos disponibles" porque "ya no hay agua para todos ni agua para todo, el abastecimiento está siempre garantizado".

"El cambio climático nos hace enfrentarnos a una reducción significativa de los recursos de los que disponemos en las próximas décadas", ha incidido Nuria Hernández.

¿Son suficientes los caudales establecidos?

La Fundación Nueva Cultura del Agua considera que los caudales ecológicos fijados en el Plan Hidrológico del Tajo "no son ambiciosos, no son suficientes, pero sí son son necesarios", por lo que valora positivamente este primer paso.

Hernández cree que es necesaria también acompañar a estas medidas de una transformación del sector agrario en el Levante. Opina que habría que revisar los datos ofrecidos por los regantes respecto a la reducción de empleo que implicará el recorte del trasvase Tajo-Segura porque "hasta que no se aplique no sabemos los efectos que tendrá en la agricultura de la zona"

"Los números en la cuenca del Segura del sector agrario se exageran"Nuria Hernández, Fundación Nueva Cultura del Agua

El sector agrario es el 6 por ciento del PIB en Murcia "y parece que hablamos del 70 por ciento", ha aclarado y apuesta por "la desalación para poder ayudar a la reconversión del sector", pero no como solución.

"No podemos reconvertir de una fuente a otra que necesita mucha energía, la desalación es importante para el proceso de transición pero no es la solución real, sino ver qué tipos de regadíos son prioritarios socialmente y económicamente", ha explicado Nuria Hernández.

Ha vinculado los problemas del Mar Menor con el trasvase del Tajo al Segura y cree que también es importante mejorar la depuración en la comunidad de Madrid, una asignatura pendiente "desde hace mucho tiempo" para la Fundación Nueva Cultura del Agua.

"No es de recibo que Toledo tenga esa imagen del Tajo con metros de espuma blanca, es inaceptable en el siglo XXI"Nuria Hernández, Fundación Nueva Cultura del Agua

Hernández ha recordado que el agua a trasvasar no se va a modificar con este Plan Hidrológico del Tajo porque las reglas de explotación de la Comisión "no se han tocado, habrá que revisarlas". 

La entrevista completa  a Nuria Hernández

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?