El Plan regional de Gestión de Residuos entra en vigor este viernes

Redacción CMM

Este viernes entra en vigor el Plan Integrado de Gestión de Residuos de Castilla-La Mancha aprobado por el Consejo de Gobierno de la semana pasada y que publica este jueves el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

En el Decreto se explica que en los últimos años se ha producido un nuevo enfoque de la política sobre residuos tanto en el ámbito estatal como en el europeo, que va más allá de la gestión eficiente de los residuos, al asumir la economía circular como nuevo paradigma económico y social, que engloba aspectos tales como la reducción del consumo de materias primas, la transformación de residuos en materias primas secundarias, el fomento de altas tasas de reutilización y reciclaje, la minimización del vertido, la reducción del consumo energético y de los recursos hídricos, y la reducción de la contaminación relativa al vertido de residuos, tanto en suelo, aguas como de la atmósfera.

Dice el Gobierno regional que con la elaboración del Plan Integrado de Residuos de Castilla-La Mancha se pretende dar respuesta a estos nuevos retos y cumplir los nuevos objetivos establecidos tanto en materia de gestión como de prevención de residuos, y que ya han sido incorporados a los instrumentos de planificación estratégica a nivel estatal.

De este modo se pretende, por un lado, cumplir con la obligación de revisar los planes de gestión de residuos adaptándolos a las exigencias tanto de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados de 2011, como a las orientaciones (economía circular) y normativa europea (Directiva Marco de Residuos), y por otro lado, englobar en un único instrumento de planificación las medidas necesarias para mejorar las deficiencias detectadas y promover las actuaciones que proporcionen, para los distintos flujos de residuos producidos en Castilla-La Mancha, un mejor resultado ambiental y que aseguren la consecución de los objetivos legales establecidos.

El Plan tiene la finalidad de servir como marco de referencia para la implantación en Castilla-La Mancha de las actuaciones necesarias para la prevención y correcta gestión de los residuos y tiene como objeto conseguir reducir la generación de residuos en la región.

Asimismo, pretende que los residuos generados sean gestionados en un marco de calidad ambiental progresiva, con costes económicos razonablemente homogéneos dentro del territorio y con los máximos niveles de protección ambiental exigida por la normativa vigente y los principios de economía circular y desarrollo sostenible, contribuyendo así mismo a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y la lucha contra el cambio climático.

¿Desea recibir alertas con las últimas noticias?