INFOCAM en la lucha contra incendios. ¿Qué es y cómo funciona?

María Sonsoles Jiménez González

BARCHIN-INCENDIO

Cuando se declara un incendio forestal, la rapidez de la respuesta es esencial. Las condiciones atmosféricas, especialmente el calor y el viento, juegan en contra. Y, en ocasiones, también lo hacen las características del propio terreno o de la masa vegetal que lo cubre.

En estas circunstancias, una buena comunicación y coordinación de los medios de extinción puede determinar el desarrollo de un incendio. Es aquí donde desempeña su labor INFOCAM,  el Plan de Especial de Emergencias por Incendios Forestales de Castilla-La Mancha.

¿Qué es INFOCAM?

El plan establece la organización, movilización y pautas de actuación de los medios disponibles para hacer frente a una emergencia por un incendio forestal. Recursos que dependen en su mayor parte de la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, aunque también se incluyen en cada campaña medios de otras administraciones o entidades públicas o privadas.

Trabajo en equipo

Medios de INFOCAM extinguiendo un incendio

Castilla-La Mancha es una de las comunidades con mayor extensión de España, con casi 8 millones de hectáreas de terreno, 3,5 de ellas forestales y muchas, además, tienen un gran valor ambiental. La coordinación, de medios es, por tanto, especialmente importante.

Medios que son numerosos. El Servicio Operativo de Extinción de Incendios Forestales (SEIF)  cuenta con 2.600 personas y 359 medios propios: 217 terrestres, 25 aéreos y 117 puestos de vigilancia distribuidos por todo el territorio regional.

Pero cuando se desata un incendio intervienen también Policía Nacional y locales, Guardia Civil, Jefatura Provincial de Tráfico, efectivos del SESCAM, de Cruz Roja y Protección Civil… Y el engranaje debe funcionar a la perfección para ser eficaz y ser capaz de controlar el incendio cuanto antes.

Del aviso a la extinción

Una llamada al 112 o un aviso de uno de los puestos ponen en marcha el dispositivo previsto por INFOCAM Desde el centro operativo correspondiente se movilizan los  medios que se consideren necesarios según las características del incendio. ¿El tiempo de respuesta no llega a los 30 minutos?

A partir de ese momento, la  evaluación del fuego es continua para ajustar los medios a las necesidades. A la vez, se va enviando información actualizada a un sistema de gestión interno llamado FIDIAS. Desde él se puede seguir la evolución del incendio, los medios que participan en él y las tareas que se realizan en cada momento. Una cadena que no dejará de funcionar hasta que el incendio se dé por extinguido.

Entendiendo la evolución del incendio

Incendio de pastos

La gravedad de un incendio se mide en varios niveles, según el riesgo que entrañe tanto para la masa forestal como para bienes o personas:

  • Nivel 0: refleja que el incendio no supone peligro para personas ni para bienes distintos a los forestales.
  • Nivel 1: implica la necesidad de tomar medidas especiales para proteger a personas y  bienes no forestales. En este caso, como en el nivel anterior se trata de fuegos que pueden atacarse con medios previstos en el Plan INFOCAM. Desde el año pasado, se puede solicitar la participación de la UME en este nivel.
  • Nivel  2: se declara cuando la afectación hacia población y bienes de naturaleza no forestal puede ser grave.
  • Nivel 3: se reserva a incendios en los que se considera que está en juego el interés nacional.

¿De qué mas se encarga INFOCAM?

Esa labor de movilización, evaluación y coordinación es una de sus funciones, no la única. Entre muchas otras, INFOCAM se encarga de las siguientes:

  • Zonificar el territorio en función del riesgo y las consecuencias previsibles de los incendios forestales.
  • Localizar la infraestructura física a utilizar en operaciones de emergencia.
  • Impulsar el desarrollo de planes de autoprotección y prevención para minimizar los riesgos de los incendios forestales para población, bienes y medio ambiente.
  • Adopción de medidas para  facilitar la investigación de las causas de los incendios forestales.
  • Establecer las épocas de peligro, relacionadas con el riesgo de incendios.
  • Especificar procedimientos de información a la población, custodia de bienes y mantenimiento del orden público.
  • Prever vías de evacuación y puntos de reunión.

El trabajo de antes y de después

Técnicos de investigación de incendios

Entre junio y octubre se desarrolla la temporada crítica en lo que a incendios forestales se refiere. Sin embargo, fuera de ella, también hay mucho trabajo. En esos meses lo que se hace es trabajar en la limpieza de los montes y la creación de cortafuegos . Y también se incide  en labores de concienciación.

Pero, además, hay otra tarea fundamental, la de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales de la Junta de Castilla-La Mancha. Sus miembros  son los encargados de determinar las causas del incendio para que, en caso necesario, actúen las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Porque, lamentablemente, la mano del hombre, intencionadamente o no, está detrás de muchos de los incendios forestales.

© Castilla-La Mancha Media 2021

Aviso legal - Política de Cookies - Política de Privacidad